lunes, 6 de agosto de 2012

2º Encuentro Latinoamericano de Danza

La tarde de este domingo, en el Aula Magna del Centro Cultural José Atanasio Monroy del CUCSur, se llevó a cabo la clausura del 2º Encuentro Latinoamericano de Danza, con lo que culminó una gira que llevó a los grupos folclóricos que se presentaron hoy en Autlán por las ciudades de Tlaxcala, Veracruz, Puebla, San Luis Potosí, Querétaro y Guadalajara, desde el pasado 20 de julio.
En el evento de hoy, que comenzó a las 17:15 hrs. y que se desarrolló frente a unas 300 personas, participaron los grupos folclóricos Compañía Estampas Panameñas, de Panamá, Folktango, de Santa Fe, Argentina, el autlense ballet La Grana, la Compañía Folclórica Danzawasi, de Lima, Perú y la Compañía Artística Danzar y el grupo musical Samba Pale, de Cali, Colombia. Cada grupo tuvo dos intervenciones a lo largo de la tarde.

Estampas Panameñas

Estampas Panameñas, dirigido por la maestra Krishna Menacho, presentó cuadros de danza con influencia africana, tanto en la música (repetitiva y con la característica de que el coro le "responde" con un estribillo a la voz principal) como en el baile, con alto contenido erótico, pero también en el uso del fuego en algunos cuadros. Para su segunda intervención, los bailes que presentó el grupo acusaron ya un mayor mestizaje, notorio sobre todo en los vestuarios de ambos sexos y en la música.

Folktango

Folktango, de Argentina, dirigido por Maximiliano Alejandro Romero y Verónica Vital, en su primera intervención presentó estampas campiranas. La primera de ellas, con la sola música de una guitarra, fue interpretada por un solo bailarín, con algunos movimientos que recuerdan a la danza del venado. La segunda estampa ya fue interpretada en pareja y con música más elaborada, aunque siempre mostrando la ascendencia española del folclor rural argentino, notorio en el vestuario y en los movimientos de cada baile. Esta primera intervención argentina fue muy atractiva para el público por los movimientos vertiginosos y acrobáticos y por el uso, en la tercera estampa, de las tradicionales boleadoras gauchas. No fue sino hasta su segunda intervención que Folktango mostró cuadros de tango, presentados con un toque humorístico y con la natural carga erótica de este género. Para esta segunda parte utilizaron música de Astor Piazzola.

Ballet La Grana

El ballet La Grana, de Autlán, presentó en su primera intervención un cuadro del folclor norteño de México, con bailes de Sonora, Chihuahua, Durango, Zacatecas y Nuevo León, ejecutados por el grupo mayor, mientras que en la segunda intervención mostraron cuadros de la región del Bajío, con bailes de Guanajuato, Jalisco, Aguascalientes y Michoacán, entre los que se estuvo el son del pájaro coa. Sobra mencionar la calidad y cuidado de la presentación, con vestuario bien elaborado y ejecuciones bien cuidadas. Fue, obviamente, uno de los grupos más aplaudidos de la tarde.

Danzawasi

La compañía Danzawasi, de Perú, dirigida por la maestra Sandra Gómez, presentó en su primera intervención una estampa de la región amazónica de aquel país, con bailes netamente indígenas en la música, compuesta de percusiones y vientos, en el colorido vestuario y en el baile, y una estampa de la costa, donde se nota un alto grado de mestizaje entre las culturas indígena y española. En su segunda intervención, con música de la artista peruana Susana Baca, ejecutaron bailes de la cultura negra de Perú, ejecutadas en pareja o en grupo y con bailes más acelerados y rítmicos que los demás cuadros de este país.


Danzar

Pero, sin duda, quienes se llevaron la tarde fueron los colombianos. Tanto la compañía Danzar, dirigida por Diego Fernando Ávila, como el grupo Samba Pale, con una  presentación del folclor de la costa pacífica colombiana, estimularon la admiración del público con la calidad y alegría de su montaje. La primera intervención de los caleños corrió a cargo de Samba Pale, con la ejecución de tres piezas musicales de fuerte influencia africana. Este grupo está compuesto por un xilófono, varios tipos de tambores y otros instrumentos de percusión, un clarinete y una excelente cantante, de potente y limpia voz. Para la segunda intervención el grupo musical ya estuvo acompañado por los bailarines de Danzar quienes, con coloridos y elaborados vestuarios y tocados ofrecieron los números más espectaculares del evento. Aunque son solamente cuatro parejas, llenaron por completo el escenario del Aula Magna con bailes llenos de energía, humor y sensualidad propios de la cultura africana, donde no faltaron duelos de palabras parecidos a las bombas yucatecas y bailes carnavalescos  con tocados sumamente vistosos.
Al terminar el evento, después de la entrega de reconocimientos a todos los grupos, la totalidad de los bailarines que participaron subieron a bailar con algunos de los espectadores la música que tocaban los artistas colombianos en vivo, con lo que terminó de manera festiva esta celebración de la diversidad cultural de Latinoamérica.
Publicar un comentario en la entrada