lunes, 14 de mayo de 2012

El Museo Regional

Sala de arte sacro.

Aunque desde el pasado 4 de mayo está abierto al público, hasta este domingo pude visitar el Museo Regional para hacer un recorrido a conciencia. Enseguida comento lo que pude observar ahí.
Aunque todavía se siente cierto ambiente de improvisación por detalles como la falta de fichas técnicas en la totalidad de las piezas exhibidas y que la zona de los talleres aún no esté en uso, el recorrido por el museo es bastante cómodo. Cuenta con una buena iluminación y ventilación, lo que se agradece en un clima caluroso como el de Autlán, aparte de que el personal del museo puede acompañarlo a uno a hacer el recorrido para explicar el origen y características de lo que se exhibe.
La visita de hoy al comencé por el lado izquiero de la entrada y fue como sigue:
Sala Costumbres y Tradiciones: Está dividida en cuatro salas, una de ellas dedicada al arte sacro y las otras tres a relatar la vida cotidiana de la primera parte del siglo XX en Autlán.



La sala de arte sacro contiene vestimenta de sacerdotes católicos y otros objetos de culto como guardas, cristos, biblias y estolas y únicamente tres objetos de arte propiamente dicho: un cuadro titulado Madonna delle Grazie (en la foto), firmado por un pintor Esparza R. y dos estatuas hechas en 1855, una de santa Ana y la otra de san Joaquín. En esta sala hay también una pantalla táctil con información de la historia de Autlán y algunos de sus personajes.


Trajes de reina y de manola

En las dos salas dedicadas a costumbres y tradiciones hay variedad de objetos que deben verse aisladamente, porque no existe relación entre los que se encuentran en una misma sala. En la primera están los vestidos de una reina y una manola de Carnaval de distintas épocas, montados en un par de maniquíes en una de las esquinas y una máquina de escribir que perteneció a Fidencio Cobián en otra. Los otros dos rincones de la sala están ocupados uno por una vitrina con documentos del agrarista Fidencio Cobián  y con libros de don Ernesto Medina Lima y el otro con objetos del recordado cronista de la ciudad, como su medalla fray Antonio Tello, su nombramiento como cronista y una máquina de escribir.



Chirimillero


Tocador

En la segunda sala de este tema hay un equipo completo de chirimillero, con su traje de manta y sus instrumentos. Hay también un tocador de madera muy lujoso, una cámara fotográfica antigua (de principios del siglo XX, parece) con todo el equipo de revelado de la época, trajes de manta típicos de la región hace un siglo y un par de sillas de montar colocadas en una burra.


Cocina antigua

En la última sala de costumbres y tradiciones está montado un equipo completo de una cocina de la misma época, con bules, molinillo, garabato, botes de lámina, lámpara, cachimba, aventador, cazo, cuchillo, molcajete, cántaro, con la foto de fondo de una cocina actual ubicada en Ahuacapán, que se conserva con las características de una cocina antigua. También hay un par de chinas (prendas de palma que servían como impermeables) y un baúl de madera.


Músicos autlenses

Sala Músicos Autlenses: Es una sala muy pequeña, solamente contiene las biografías de algunos músicos de la región (Clemente Amaya, Samuel Amaral, Estanislao García, Áurea Corona, Salvador Arriola, fray Octavio Michel, Hermilio Hernández, Nicolás Sánchez e Ignacio Pérez), impresas sobre una base de plástico colocada en las paredes, más algunas partituras, fotos, la crónica del recital del orfeón Proa en Los Pinos y un par de instrumentos musicales (un barítono y una quinta).

Sala de Carlos Santana


Reproductor de música

Sala Carlos Santana: A diferencia de la sala de músicos autlenses, a Santana se le dedicaron dos salas enteras, para exhibir fotos, un par de guitarras donadas al museo, pinturas, memorabilia, portadas de discos y algunos instrumentos de percusión de su banda. También hay un par de reproductores donde se puede escuchar su música por medio de audífonos. Me quedó la sensación de que bien pudo dejarse más espacio para el resto de los grandes músicos que ha dado la región quitando parte del espacio de Santana, teniendo en cuenta el tipo de objetos que se exhiben en ésta última.


Sala Atanasio Monroy

Sala Atanasio Monroy: Se exponen  30 cuadros de todas las etapas creativas de don Atanasio, prestadas por particulares, el Ayuntamiento y el CUCSur. Entre estas pinturas hay algunas de las más representativas, como el tormento de Cuauhtémoc, las imágenes de las parroquias del Divino Salvador y de Las Montañas y  la colección de flores. También está el cuadro que el maestro dejó inconcluso al morir.


Sala de arqueología


Mapa de Cuzalapa

Sala Arqueología: Aunque con relativamente pocos objetos y la imposibilidad de conocer con certeza su origen debido a la falta de fichas técnicas, la sala resulta muy ilustrativa gracias a la información extra, como una línea del tiempo con el desarrollo de las culturas prehispánicas de Occidente, mapas (hay uno colonial de la zona de Cuzalapa extraordinario) y textos explicativos, entre ellos uno de la arqueóloga Isabel Kelly, quien hizo investigaciones en la región. Los objetos que se exhiben son las conocidas figuras antropomorfas de barro y piezas de uso cotidiano, como vasijas y herramientas.


Sala de actividades

Sala de Actividades: Es un espacio donde se ofrecen actividades didácticas para niños, donde se les enseña sobre el patrimonio cultural de Jalisco de forma lúdica.

De momento no hay actividad en los talleres, donde se anunció en una de las tantas presentaciones que tuvo el museo que se tendría una escuela de música. El auditorio donde hace días la Orquesta Filarmónica de Jalisco ofreció un concierto quedará para conferencias, exposiciones temporales y otras actividades artísticas.
Aunque la disposición de las salas no quedó exactamente como se había anunciado en otras ocasiones, creo que la visita resulta agradable y provechosa. Los invito a todos a acudir regularmente (la entrada cuesta diez pesos) y a pedir que se desarrollen actividades constantemente.


Corrección 25/05/2012: En los talleres sí hay actividad. Cuando acuden grupos de niños de las escuelas, en estos salones se les organizan actividades de pintura y modelado en barro, donde los alumnos hacen sus versiones de los cuadros de Atansio Monroy y de las piezas prehispánicas que están exhibidas. En la planta superior del museo actualmente ensaya la Orquesta Típica de Autlán que, según su director Víctor Ambriz, se encuentra preparando su concierto debut, próximo a realizarse.
Publicar un comentario