domingo, 4 de febrero de 2018

Inauguraron el mural "Un regalo para mi Autlán"


El pasado 9 de enero el pintor ensenadense Nork comenzó a pintar el mural Un regalo para mi Autlán en la fachada de la finca número 105 de la avenida Hidalgo, en el centro de Autlán, a encargo del artesano Juan Rubio, propietario del negocio de artículos para monturas Los Garañones, que se encuentra en ese domicilio. Ayer por la madrugada Nork le dio las últimas pinceladas al mural, que se inauguró formalmente en una ceremonia que comenzó a las 14:20 horas de ayer mismo, con la presencia de unas 60 personas, entre medios de comunicación, público en general y chirimilleros de varios municipios de Jalisco, que se encontraban en su segundo Foro de Chirimías.
Fue Manuel López Morales, uno de los chirimilleros autlenses y coordinador en la Costa Sur y Sierra de Amula de la Secretaría de Cultura jalisciense, quien dio el primer mensaje de la ceremonia, felicitando a los autores y promotores del mural.
Enseguida Nork dijo que esta obra fue toda una experiencia y que se siente agradecido por la reacción favorable de los autlenses cuando pasaban por esta calle y lo veían trabajar. Es esta una tierra, expresó, donde los valores no se han perdido.
Por último, Juan Rubio dijo que los elementos que se plasmaron en el mural son el fruto de cinco años de investigación y que hay más elementos culturales qué resaltar en Autlán y no solamente la música de Carlos Santana. Manifestó que fueron criticados por incluir elementos modernos y no solo tradicionales; con el mural quiso dar un homenaje en vida a Manuel López Morales por promover las tradiciones autlenses.
Al final del acto Juan Rubio develó la última sección del mural, que contiene una versión del glifo de Autlán junto con la leyenda "Autitlan" que, dijo, es el fonema original del nombre de nuestro pueblo. Por último, agradeciendo a la familia Sotelo Loera, propietaria de la finca, se despidió diciendo que es el mismo pueblo de Autlán el que debe cuidar el mural.

Nork dando su mensaje. El tercero de izquierda a derecha es Juan Rubio, acompañado de la familia Sotelo Loera.

Un regalo para mi Autlán es un collage de referencias a la cultura popular autlense y a elementos de su patrimonio cultural y natural. Pueden verse representaciones de la flora y la fauna, como un órgano pitayero, una cochinilla, el teocintle, un jaguar o un pájaro bandera, junto a figuras tradicionales como la chirimía, la capilla del Cerrito y la tauromaquia. Aunque también aparecen la pérgola mayor del CUCSur, el Ingenio Melchor Ocampo y un jinete en acción dentro de la plaza de toros , como manifestación de las vocaciones educativa y agrícola de Autlán y la región, así como del carácter actual del Carnaval. Aparecen, por último (entre otros elementos), retratos de los músicos Carlos Santana y Pepe Sosa, una referencia a las mujeres que cultivan la tradición de la charrería y el glifo de Autlán del que hablé antes.
Como añadido, los chirimilleros regalaron a Juan Rubio una placa conmemorativa del segundo foro que se celebró aquí en estos días, que fue colocada en el extremo izquierdo del mural y que fue develada en su momento.
La ceremonia fue amenizada con la música de las dos chirimías de Autlán acompañadas de las de Ejutla, El Limón, Casimiro Castillo y El Chante.


Enseguida, algunas fotografías del mural:






Publicar un comentario