martes, 6 de diciembre de 2016

Se celebra exitosamente la sexta edición del Coloquio Internacional sobre Biodiversidad, Recursos Naturales y Sociedad


Por Lorena Medina
Foto de Gerardo Ávila

En el marco del coloquio se entregó el reconocimiento Naturaleza, Sociedad y Territorio “José Antonio Alzate” al doctor Gonzalo Halffter Salas

Por sexto año consecutivo el Centro Universitario de la Costa Sur (CUCSur) celebró en el marco de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL), el Coloquio Internacional sobre Biodiversidad, Recursos Naturales y Sociedad, mismo que tuvo lugar el sábado 3 de diciembre a las 17:00 horas en el auditorio del Hotel Hilton en la ciudad de Guadalajara.
Se contó con la participación de los reconocidos especialistas Gonzalo Halffter, Investigador Nacional Emérito del Instituto de Ecología A.C. (INECOL); Exequiel Ezcurra, director del Programa México-Estados Unidos de la Universidad de California-Riverside; Alfredo Ortega Rubio, investigador del Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste (CIBNOR) en Baja California Sur; Mario Enrique Favila Castillo, investigador titular del INECOL; Sergio Graf Montero, profesor-investigador del Departamento de Ecología y Recursos Naturales (DERN, CUCSur), quien colabora actualmente con el Instituto de Innovación y Gobernanza de la Universidad de Guadalajara, y Enrique J. Jardel Peláez, profesor-investigador del DERN y director de la División de Desarrollo Regional, quien fungió como moderador del evento.
La rectora del CUCSur, doctora Lilia Victoria Oliver Sánchez, dirigió las palabras de bienvenida y la declaratoria inaugural del evento, quien dijo que este coloquio tiene como propósito analizar y discutir acerca de las consecuencias del voraz consumo de recursos naturales que generan grandes calamidades en el planeta.
Indicó que de acuerdo con los especialistas, estamos viviendo una nueva era geológica llamada Antropoceno, caracterizada por el impacto humano a escala planetaria, que se manifiesta entre otras cosas, en el cambio climático global, la pérdida de biodiversidad, la contaminación química y la acumulación de tecnofósiles (como restos de plásticos, aluminio y cemento) y radiación nuclear en los sedimentos geológicos, entre otros aspectos.
“Nuestro centro universitario, al organizar este coloquio ofrece un espacio para la discusión y el análisis de temas relacionados con la ciencia de la ecología, con el medio ambiente humano, la conservación de la naturaleza y las alternativas para la construcción de una sociedad sustentable. Por ello, se ha convertido en un espacio importante no sólo dentro del marco de la FIL, sino también entre todas las personas interesadas en la conservación biológica, la ecología y los recursos naturales”, afirmó Oliver Sánchez.
Para comenzar a analizar la temática se realizó una videoconferencia por parte del doctor Halffter, quien habló referente a la zona de transición mexicana, en la cual explicó que México es un país megadiverso y tan especial a nivel mundial porque se acumulan especies y linajes genéticos. “México está en una situación excepcional en el mundo, forma parte de la zona de transición mexicana, que es un fenómeno fisiográfico muy interesante; a partir del periodo Cretácico, México está en medio de una transición entre la fauna del norte y la fauna del sur y eso determina la excepcional riqueza biológica” declaró Halffter Salas.
A partir de la ponencia, los especialistas abordaron y analizaron distintas situaciones. Entre los comentarios, destacan los referentes a la transformación que ha tenido el medio ambiente a escala global, pues señalaron que se ha llegado a un nivel en el cual se han traspasado varios de los límites planetarios.
“Lo que ha pasado en los últimos 250 años y sobre todo en los últimos 50 años, ha sido el cambio del paisaje tan tangible, frente a esta situación la conservación de la naturaleza y la ciencia de la ecología juegan un papel más importante que nunca” reflexionó el maestro Jardel.
En torno a esta preocupación, los especialistas señalaron que comenzaron a surgir nuevos enfoques de conservación. Uno de ellos fue el concepto de reservas de la biosfera, que planteó la necesidad de integrar la conservación de espacios silvestres con el desarrollo de alternativas de uso sustentable de los recursos naturales, incluyendo a la investigación científica y la educación como componentes clave de un proceso de cambio en las interacciones entre las sociedades humanas y su entorno ecológico.
Cabe destacar que durante la sexta edición del coloquio, se entregó el reconocimiento Naturaleza, Sociedad y Territorio, el cual cada año lleva un nombre distinto, ya que se elige a un naturalista, ecólogo o conservacionista notable, originario del país o región invitado de honor a la FIL, que en esta ocasión es América Latina. Para esta edición, se eligió el nombre de uno de los más importantes precursores de la ciencia en México, José Antonio Alzate (1737-1799), quién desde el siglo XVIII contribuyó al estudio del impacto humano sobre el entorno ecológico.
Se entregó el mencionado reconocimiento al doctor Gonzalo Halffter Salas, a manera de homenaje a la trayectoria como científico y conservacionista por ser uno de los pioneros del desarrollo y aplicación del concepto de reservas de la biosfera en México y el mundo. El homenajeado es biólogo y obtuvo su doctorado por la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas del Instituto Politécnico Nacional; fue fundador y director general del INECOL, institución donde a sus 85 años continúa trabajando activamente en la investigación y la docencia.
Halffter se ha destacado internacionalmente por sus contribuciones científicas en los campos de la entomología (el estudio de los insectos), la biogeografía (la distribución geográfica de las especies biológicas), la etología (comportamiento animal) y la ecología (la ciencia de las interacciones entre los seres vivos y su medio ambiente). En el campo de la conservación ha tenido un importante papel; impulsó la creación de las primeras reservas de la biosfera en México, Mapimí y La Michilía en Durango y Montes Azules en Chiapas y contribuyó de manera significativa al establecimiento de la Reserva de la Biosfera Sierra de Manantlán en Jalisco y Colima. Como profesor ha contribuido a la formación de numerosos biólogos y ecólogos mexicanos.
El reconocimiento fue entregado por parte del rector de la Universidad de Guadalajara, maestro Itzcóatl Tonatiuh Bravo Padilla y la bióloga Magdalena Ruíz Mejía, titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial del gobierno de Jalisco. Recibió el reconocimiento Mario Enrique Favila Castillo, colaborador más cercano del doctor Halffter, quien por motivos de salud le fue imposible estar de manera física en el evento, sin embargo, durante el desarrollo de todo el coloquio estuvo presente de manera virtual.
Publicar un comentario