lunes, 12 de diciembre de 2016

Decoración navideña en el centro de Autlán 2016

Árbol de Navidad y escenario, en el extremo norte de la calle Ernesto Medina Lima.

La noche del domingo 11 de diciembre se realizó la ceremonia de encendido de la decoración navideña que se instaló desde un par de semanas atrás en el centro de Autlán y que servirá para enmarcar los festejos que se realizarán en este lugar, en forma de actividades artísticas y "posadas" organizadas por diversos negocios.
La decoración de este año sigue la tendencia decreciente que comenzó el año pasado, en cuanto a vistosidad y atractivo. Enseguida hacemos una descripción de lo que se instaló en los jardines Constitución e Hidalgo y lugares adyacentes:


Nacimiento.
El kiosco del jardín Constitución fue cubierto con láminas de madera a todo alrededor para, junto con las tejas que no se le quitaron desde la Navidad pasada, formar una especie de cabaña. Al llegar al extremo suroeste del kiosco, nos damos cuenta de que en realidad es el pesebre: sobre una como escalinata de tres niveles están colocadas las figuras básicas de un nacimiento: los tres reyes magos, el arcángel, algunos pastores con sus borregos y la Sagrada Familia, a la espera de que la noche del 24 de diciembre se coloque también el Niño Dios. Las figuras parecen ser de cerámica o de algún material similar. Al fondo de las figuras está pintado un paisaje con palmeras, mientras que en las láminas de madera del resto del kiosco están pintados, a manera de murales, las ventanas y las piedras que conformarían la pared del pesebre.

Atrás del nacimiento.
Los prados de este jardín están ocupados con pequeñas figuras, del mismo material de las del nacimiento, de animales del campo, como conejos, ardillas y aves. Esto en los prados inmediatos al nacimiento; en los restantes (los del lado este y norte) hay figuras bien distintas, como el trineo de Santa Clós, en el que los niños pueden subirse para que les tomen fotos con el obeso personaje y unos renos formados con una estructura forrada con series de focos verdes.


En los pasillos entre los prados están las gustadas esferas gigantes, luminosas, dentro de las cuales las personas pueden tomarse fotos, y otras estructuras que tienen el mismo fin: cubos gigantes, a manera de regalos, forrados con escarcha y luces.

Una de las esferas.


Los árboles de los prados están adornados con series de luces y en los lados sur y oeste del jardín están instalados los puestos de comida y otros productos. Los del lado sur son los mismos puestos del Callejón del Vicio, debidamente pintados de rojo.


En el extremo norte de la calle de Ernesto Medina Lima está colocado el árbol de Navidad gigante, forrado con escarcha y luces verdes. Al pie del árbol está instalado el escenario donde se desarrollarán las actividades artísticas durante todo este mes. Los portales Hidalgo, Juárez y Vicente Guerrero también tienen una discreta decoración a base de luces.
Del jardín Hidalgo hay poco que decir, salvo que sus árboles también están adornados con series de luces y que en su extremo sur están instalados puestos de artesanías.
La novedad en este año ha sido la instalación de diversas atracciones en las calles que limitan en sus lados este y norte al jardín Constitución: una pista de go carts, otra de carritos de pedales para niños, una tirolesa, una pared para escalar, un brincolín...

Pista para go carts.

Pista en forma de calles, para niños.

Publicar un comentario en la entrada