lunes, 30 de junio de 2014

Novedades en el Cinerama Autlán



Es de sobra conocido que el Cinerama Autlán es uno de los cines más antiguos de la región y el último de ellos que todavía sigue en funcionamiento. También es de los pocos sobrevivientes en México de los cines de salas grandes, con capacidad para más de mil espectadores.
Situado en la finca de la calle de Obregón que desde hace poco menos de un siglo ha estado dedicada al espectáculo, primero como Teatro Mutualista y luego como cine, el Cinerama Autlán ha capoteado los embates de la modernidad en cuanto a exhibición de películas, que ahora exige ofertar una más amplia gama de servicios al mismo tiempo que se abaten costos.
En este contexto, la semana pasada el Cinerama anunció en su cuenta de Facebook la adquisición de un nuevo equipo de proyección digital, que reemplazará al antiguo proyector de cintas de 35 mm., las tradicionales en este medio. Los administradores del Cinerama nos explicaron que esta medida es necesaria debido a que en 2014 termina el plazo para hacer este reemplazo de equipos de proyección de cinta de 35 mm. a digital, que resulta más barato y eficiente para toda la cadena de producción cinematográfica, al resultar menos costoso de producir y reducirse también el riesgo de los daños (rayaduras, quemaduras, etc.) que puede sufrir la cinta y que vienen a afectar a las salas, como el Cinerama, que las exhiben después de haber pasado por dos o más cines previamente.
El nuevo proyector, según los administradores del Cinerama, es de la marca Barco Alchemy (como el de la foto) y permitirá tener una calidad de imagen y sonido diez veces mejor que con el antiguo proyector. De momento pretenden seguir proyectando películas en la pantalla gigante y con la enorme sala que todos conocemos, presentando estrenos al mismo tiempo que en la ciudad de México, en Guadalajara o en Monterrey.
Ante la inminente apertura de las nuevas salas de Cinépolis el antiguo Cinerama no baja los brazos y decide entrar a la competencia, con lo que la historia autlense de exhibición cinematográfica iniciada en 1908 no parece tener un fin próximo.
Publicar un comentario en la entrada