miércoles, 31 de julio de 2013

Don Celso Brambila

Don Celso tocando El Quelite con una hoja de ficus en la plaza Mission Texas.


Si andando por las calles de Autlán un día usted escucha alguna vieja canción mexicana en un tono muy agudo y a un volumen muy fuerte, seguramente es que don Celso anda por ahí cerca. Este señor es un experto ejecutante de música mexicana haciendo sonar una hoja de árbol entre sus labios, actividad que aprendió durante su infancia en la Estancia de Amborín, de donde es originario.
Es común encontrar a don Celso Brambila en alguna plaza céntrica o caminando trabajosamente por la calle. De plática fácil, solo hay que acercarse a preguntarle para saber cómo llegó a Autlán hace unos cuantos meses a vivir con su esposa, quien ya falleció, y cómo le gusta salir "a divertirse" tocando música con hojas de árboles. También es posible que nos recite unos versos sobre la alegría de la vida, que incluyen un pasaje que dice "...bocado comido no hace amigo".
Si le toca toparse con él, escuche con atención su música y comparta unas palabras con él. Será muy enriquecedor.
Publicar un comentario en la entrada