sábado, 16 de abril de 2011

Luis Manuel el de la Paloma y Ka Nehuatl en la nueva casa Morumbí


Anoche se estrenaron las nuevas instalaciones del centro cultural Casa Morumbí, ubicadas en Abasolo #87, con la presentación del cantante y compositor alteño Luis Manuel el de la Paloma. El concierto, que fue realizado con la intención de recaudar fondos para la delegación Autlán de la Cruz Roja Mexicana, comenzó a las 21:15 hrs. ante apenas 16 asistentes (aunque en el transcurso de la velada llegaron a juntarse casi 40).

El programa lo abrió la señora Ninfa Fonseca, cantando por espacio de 15 minutos algunas canciones rancheras (Paloma negra, Cielo rojo y Acá entre nos) acompañada del grupo Ka Nehuatl, el que normalmente acompaña a Luis Manuel. Por esta ocasión el grupo Ka Nehuatl (vihuela, percusiones, 2 guitarras y bajo) estuvo "reforzado" por el guitarrista autlense Abraham Rosales, ante la ausencia de uno de los músicos titulares.





Poco después de las 21:30 comenzó la presentación de Luis Manuel, con las piezas La Paloma y la porfiriana Alma Angelina. Enseguida, durante casi dos horas, la actuación del de la paloma, llena de histrionismo y humor que mantuvieron al público atento y en constante comunicación con él, transcurrió entre canciones indígenas cantadas en sus idiomas originales (la desgarradora

La última palabra, dedicada a un niño muerto, un poema escrito por Nezahualcóyotl a su madre (la de don Neza, se entiende) y una pirecua michoacana), música de mediados del siglo XX (Desengáñame, Las cuatro estaciones, Sarta de perlas y Flor de engaño) y composiciones propias, como Punto y aparte, De lo tanto que te quiero o Mi otra religión, piezas donde se nota la influencia de la música "arrabalera" de los años 50; aunque luego cantó otras más sentimentales como La carta rezagada y Un tiempo de más.

Para concluir su participación interpretó los alburescos sones El coconito y La nana Juliana y las composiciones de Pancho Madrigal Jacinto Cenobio y Desde el primer cigarrillo. Al final, y a petición del público, regresó a cantar su pieza Martín, donde cuenta la historia de los niños de la calle tapatíos.

Esperamos que esta sea la reanudación de otra larga temporada de presentaciones artísticas en esta casa, después de los casi dos años ininterrumpidos que se tuvieron en la anterior sede.

Publicar un comentario