miércoles, 3 de noviembre de 2010

Hilario Yáñez Covarrubias


Nació el 3 de noviembre de 1923 en el municipio de Villa Purificación, Jalisco, en la localidad llamada La Rinconada. Su interés hacia la música se debe a que en su casa su padre tocaba algunos instrumentos, como la guitarra y el violín.
A la edad de 7 años tenía la ilusión de que su padre le comprara un violín, al final consiguió que su padre le comprara en Talpa su primer violín. Don Hilario se emocionó tanto por el regalo que desde entonces comenzó a practicar por sí sólo; nunca descuidó su trabajo, pues practicaba con su violín en horas libres que él tenía. A los 14 años de edad logró comprar otro violín con su propio dinero.
La primera oportunidad que tuvo para trabajar como músico fue cuando comenzó en un grupo como cantante. Después de esta oportunidad él quería tocar el instrumento que más le gusta, el violín. Hubo algunos problemas en ese primer grupo en el que patricipó, así que decidió retirarse. Fue entonces cuando decidió buscar trabajo en otra ciudad y optó por irse a Cihuatlán. De esa ciudad, en 1940, decide trasladarse a la ciudad de Manzanillo, Colima, donde estudiaba con un maestro de música, ahí comenzó a tocar en el grupo de Don Juanito, trabajó con ellos alrededor de 5 años.
Posteriormente se encontró con un grupo musical de Autlán, el de Don Goyo, en 1945, con ese grupo se fue a la ciudad de Ameca, donde duró 8 meses y se regresaron, pues se había desbaratado el grupo. Ya ubicado en la ciudad de Autlán, salían a tocar a diferentes localidades como La Huerta, Cihuatlán, Tequesquitlán, entre otras. Estos viajes los hacían caminando.
De 1950 a 1952 formó parte del grupo de Apolinar Rico con su hijo Rodolfo, con ellos tocó en Purificación, Cihuatlán, Manzanillo, etc., pero se desintegró. Entonces tuvo la la invitación de don Miguel Espinoza para formar parte de una orquesta "La orquesta de Miguel Espinoza", con la que tocó incluso en la ciudad de México.
En 1953 formó su propio mariachi llamado Mariachi Güiloto, nombrado así porque ese era el apodo que algunos de sus amigos le pusieron, pero sólo duró un año.
En 1957 acompañó con el violín a una caravana de artistas encabezada por Luis Pérez Meza "el trovador del campo", donde también estaban Chucho y Malena, César Serdán, Ana Alicia y Tacuchi. Formando parte del mariachi de Colima, pasaron por los estados de Jalisco, Nayarit, Colima, Sinaloa, Sonora y Baja California.
En 1959 fue invitado a Caborca, Sonora por el mariachi Los Gavilanes de Beny Ruiz, donde duró aproximadamente un año. En 1960, estando en Villa Purificación, formó un mariachi llamado Purificación, durando un año y medio, entre 1962 y 1965 formó parte del mariachi Michel y en 1966 reagrupó el mariachi Purificación, con nuevos integrantes.
En 1968 regresa al mariachi Michel, con el que se presenta en la ciudad de México y, entre 1969 y 1975 acompañaron en dos giras en varios estados de la República a Vicente Fernández, Fernando Casanova, Piporro, Antonio Aguilar y otros. En 1976, durante una presentación en la localidad de El Chico, llegaron unos contratistas de Venezuela y firmaron un contrato por seis meses para tocar en las ciudades de Caracas, Maracaibo, Cumaná, Puerto la Cruz, Puerto Ordaz y Barquisimeto. Ahí acompañaron a Lucha Villa, Leo Dan, María Victoria, María de Lourdes, entre otros.
De 1980 a 1988 formó parte del mariachi Los Gavilanes, de donde se retiró por motivos de salud, para formar en 1989 el mariachi Autlán y, en 1991, un quinteto junto con el acordeonista Carlos Guadalupe Morán.
En 1996 se integró al mariachi Santiago, de la localidad colimense del mismo nombre. A partir de esa fecha se integró a varios grupos y mariachis en Autlán, El Grullo y Santiago, hasta su retiro definitivo en 2009.
Publicar un comentario