sábado, 29 de agosto de 2009

Alfredo Saras en Casa Morumbí



Anoche en Casa Morumbí, que en esta semana cumplió un año de funcionamiento como centro cultural, se presentó el trovador tapatío Alfredo Saras acompañado del grupo Fusión Urbana, que a partir de ayer pasó a llamarse Los Exquisitos, a iniciativa de su baterista Ray Hernández.
El concierto comenzó casi a las 21:00 hrs. con la participación del joven cantautor de Villa Purificación Armando Páez, que interpretó sus composiciones Hermandad, La Locura y un par de piezas aún sin título. Armando tocó aproximadamente media hora, mostrando unas letras bastante interesantes en sus canciones.
Ya casi a las 21:30 comenzó el concierto de Alfredo Saras. En esta ocasión estuvo acompañado por el grupo Fusión Urbana que, según dijo el mismo Alfredo, a partir de este concierto se llamarán Los Exquisitos. Este grupo está conformado por Alfredo Saras en la guitarra y voz, Ray Hernández en la batería, David Mendoza en el bajo y voz y Gerardo Carrillo en el teclado y voz. Anoche interpretaron un repertorio de piezas de varios músicos tapatíos, como Carlos Avilez, Gonzalo Ceja y Leo Marín, además de varias de Hugo Barragán, ahora radicado en EU; con letras que hablan de cuestiones tan variadas como las ganas de vivir una realidad distinta (Mono de aserrín, Otro cielo), un canto al terruño (Tierra Natal) y hasta una dedicada a la constelación de Orión (Ídolo Titán, aunque ésta no habla porque es instrumental). Además, antes de cada canción Alfredo platicaba la historia de ella, además de dar las indicaciones de cómo llegar a los domicilios de los integrantes del grupo, que están desperdigados por varios puntos de Guadalajara, dando con esto una idea de por qué es que se llamaban Fusión Urbana.
El repertorio completo del concierto de anoche es el siguiente:
  • Tierra Natal
  • Afganistán
  • Desaparecer
  • Dejándote ir
  • Otra humanidad
  • Ídolo Titán
  • Dudas
  • Liza
  • Isela
  • Mono de aserrín
  • Por el camino del sur
  • Otro cielo
  • Raíces
  • Déjame entrar
  • Un poco de paz
  • Presagio

Un muy buen concierto, el primero de este tipo desde que se presentó Yahir Durán en octubre de 2007 en el CUCSur. De esta forma, la Casa Morumbí se sigue significando como el único lugar donde los autlenses podemos tener contacto con la música que se está haciendo actualmente en Guadalajara. Felicidades por este primer año.

Publicar un comentario