martes, 23 de septiembre de 2008

Los universitarios y la cultura

La semana que acaba de terminar estuvo llena de eventos artísticos y culturales en Autlán: empezamos el sábado 13 con el Segundo Encuentro de Cronistas Municipales y no paramos hasta el pasado domingo con la presentación del grupo Cantares. Bueno, con la única interrupción del lunes 15, donde Jaramar no se pudo presentar a causa de la lluvia. En este lapso hubo 4 conciertos, 2 montajes de danza, la inauguración de la exposición de los símbolos patrios, el homenaje a don Ernesto Medina y el mencionado encuentro de cronistas, todos organizados por diferentes grupos: la Junta Patriótica 2008, los Amigos de los Viernes, la Promotora Morumbí, la UdeG...
Casi todos estos eventos estuvieron aceptablemente concurridos, menos el encuentro de cronistas, que estuvo solísimo. Sin embargo, algo que me llamó la atención fue la escasa asistencia de universitarios a estos asuntos, se podían contar con los dedos de las manos. Vamos, ya ni cuando se presentó el ballet folclórico del CUCSur ni cuando se hizo el homenaje a don Ernesto, que fue organizado por la misma UdeG, hubo presencia significativa de universitarios. Por lo general, la gente del pueblo consideramos a los universitarios como las gentes más cultas de nuestra sociedad, por el trabajo que realizan y los estudios que la mayoría han hecho (por lo menos licenciatura). Quizás la falta de asistencia a los eventos se deba precisamente a esa especialización a la que hemos llegado con tantos posgrados, seminarios, congresos o ciclos de conferencias, lo que puede generar desinterés para todo lo que no se relacione con nuestro trabajo. En este sentido, ¿cuál sería la diferencia entre un ladrillero (sin ofender) y un maestro en administración y gestión regional?.
En fin, invito a mis compañeros universitarios (yo también lo soy) a integrarse a la vida social y cultural de Autlán (al cabo que ya están aquí). Si no, luego no nos quejemos de que en Autlán la gente es bien apática y nunca va a los eventos.

3 comentarios:

Carlos J Corona dijo...

El conceptillo es interesante: "analfabetas funcionales"... ¿Cuantos de los denominados "universitarios" estan ahí solo en la búsqueda de "ganarse la chuleta"? sin distinción entre alumnos y maestros.

Ahí es cuando vemos que el modelito que inventó la ecuación Educación=Cultura como que no funciona, en fín.

Mal...mal por la Padillocrácia Universitaria que apostó todo a este modelo.

Sabinera dijo...

Es que volvemos a lo mismo Memo Raul... lo que decia tata chuy en sus clases: cultura es todo lo humanamente aprendido... y puedes ser barrendero, ladrillero, cantante de camion(trabajos dignos y tambien dicho con el respeto debido) y ser todo un conocedor de la cultura. Por otro lado creo que el llenarnos la cabeza de conceptos, etiquetas y busqueda de calificaciones y huesos en la universidad nos ha quitado la sensibilidad de disfrutar una buena charla(como seguramente fue el encuentro de cronistas), de leer un libro que no tenga nada que ver con lo academico... de escuchar una buena melodia.Desafortunadamente los universitarios solo asistimos a estas actividades cuando va a estar el gran jefe o cuando el profe nos va a dar puntos por ello y claro, cuando lo organiza el propio grupo(y aun asi hay ausencia).
No se lo atribuyo a ningun Padilla ni a nadie en especial, creo que la apatia existe a nivel nacional(a menos que haya muchos padilla en Mex).

Miriam Vaca dijo...

Desafortunadamente los tres tienen razón (Memo, zapatra21 y Supersonia) por que la "cultura" de la cultura que nos inculcan en las aulas como universitarios, siempre es por obligación, como ustedes dicen, ya sea por "ganarse puntos extras" o los académicos y administrativos, "para que vea el jefe que soy culto", cuando van solo por interes o a "hacer la barba".

Otro de los problemas de por que no va gente, incluidos universitarios, es que creen que son caros o aburridos, cosa que cuando mucho pueden costar 50 o 70 pesos, pero no sea un evento grupero, toro de once o baile de bandas, por que pueden pagar hasta 500 pesos por persona, aparte de lo que gasten en comidas y bebidas (sobretodo bebidas) cuando en la mayoría de los eventos, sobre todo en inauguraciones, los bocadillos corren por cuenta de los organizadores.

Pero bueno, ahora nos toca a nosotros, invitar y concientizar en lo que se pueda a los universitarios, esperando que poco a poco vayan a los eventos CULTURALES tengan mejor asistencia