martes, 23 de septiembre de 2008

Los universitarios y la cultura

La semana que acaba de terminar estuvo llena de eventos artísticos y culturales en Autlán: empezamos el sábado 13 con el Segundo Encuentro de Cronistas Municipales y no paramos hasta el pasado domingo con la presentación del grupo Cantares. Bueno, con la única interrupción del lunes 15, donde Jaramar no se pudo presentar a causa de la lluvia. En este lapso hubo 4 conciertos, 2 montajes de danza, la inauguración de la exposición de los símbolos patrios, el homenaje a don Ernesto Medina y el mencionado encuentro de cronistas, todos organizados por diferentes grupos: la Junta Patriótica 2008, los Amigos de los Viernes, la Promotora Morumbí, la UdeG...
Casi todos estos eventos estuvieron aceptablemente concurridos, menos el encuentro de cronistas, que estuvo solísimo. Sin embargo, algo que me llamó la atención fue la escasa asistencia de universitarios a estos asuntos, se podían contar con los dedos de las manos. Vamos, ya ni cuando se presentó el ballet folclórico del CUCSur ni cuando se hizo el homenaje a don Ernesto, que fue organizado por la misma UdeG, hubo presencia significativa de universitarios. Por lo general, la gente del pueblo consideramos a los universitarios como las gentes más cultas de nuestra sociedad, por el trabajo que realizan y los estudios que la mayoría han hecho (por lo menos licenciatura). Quizás la falta de asistencia a los eventos se deba precisamente a esa especialización a la que hemos llegado con tantos posgrados, seminarios, congresos o ciclos de conferencias, lo que puede generar desinterés para todo lo que no se relacione con nuestro trabajo. En este sentido, ¿cuál sería la diferencia entre un ladrillero (sin ofender) y un maestro en administración y gestión regional?.
En fin, invito a mis compañeros universitarios (yo también lo soy) a integrarse a la vida social y cultural de Autlán (al cabo que ya están aquí). Si no, luego no nos quejemos de que en Autlán la gente es bien apática y nunca va a los eventos.
Publicar un comentario