jueves, 18 de septiembre de 2008

Homenaje a don Ernesto Medina Lima


Este jueves 18 por la noche en la Casa Universitaria culminó la serie de homenajes que se le han rendido esta semana al ex cronista y ciudadano distinguido de Autlán don Ernesto Medina Lima. Estos homenajes, que fueron ideados y organizados por diferentes personas o instituciones, comenzaron el sábado anterior con la imposición de su nombre a una de las calles del centro de Autlán (evento que se reseñó aquí hace unos días) y siguieron con un programa especial que se transmitió el miércoles en la emisora de Autlán de Radio UdeG, donde el maestro Jesús Medina García (no es su pariente) hizo una reseña de la obra de don Ernesto.

Lo que se hizo anoche en la Casa Universitaria fue también un repaso por la obra de don Ernesto Medina, pero también por algo de su vida personal. El programa inició un poco después de las 20:00 hrs. con la intervención del M.H. Rafael Cosío Amaral, cronista de la ciudad, que hizo una semblanza del trabajo de don Ernesto como escritor y cronista mezclada con datos biográficos, señalando la situación mundial en el año que el homenajeado nació (1917) y el desarrollo que tuvo durante su vida.


Después del maestro Cosío tuvo una intervención la señora Irma Leticia Medina Pelayo, hija de don Ernesto, que conmpartió algunas anécdotas de su padre, donde resaltó el espíritu emprendedor que lo caracterizó, por lo que fue fundador de varias empresas e instituciones en Autlán, desde clubes deportivos hasta la radiodifusora XELD.


La segunda parte del programa consistió en la lectura en voz alta de fragmentos de la obra de don Ernesto. El primer lector fue el dr. Nabor de Niz Domínguez, ciudadano autlense del año y amigo personal de don Ernesto Medina, que leyó un texto sobre el pasado del Carnaval de Autlán que se incluyó en el libro Crónicas de Autlán. En realidad la intervención del doctor Nabor inició con una anécdota que muy pocas personas conocían: resulta que en los años 70 se formó en Autlán una Sociedad Médica, ocasión que le pareció tan importante a don Ernesto (que todavía no era cronista, por ese entonces era el gerente de la XELD) que hizo un texto al respecto que envió al periódico El Informador, que fue publicado. Este texto le valió a don Ernesto ser contratado como corresponsal en Autlán de ese periódico y, además, sirvió para que los médicos de Ameca, que leyeron la nota en el diario, se inspiraran en ella para formar su propia sociedad médica.


El segundo lector fue el profesor Arnulfo Álvarez García, miembro del Consejo Ciudadano de Cultura de Autlán, que leyó el cuento "Lo Mismo", de la autoría de don Ernesto, publicado dentro de la recopilación "Los de Autlán" del Grupo Cultural Litterae en 1999. Este cuento narra de manera chusca la forma en que ¿antes? los altos funcionarios se rodeaban de lambiscones contados entre los funcionarios de bajo rango y aspirantes a serlo.


El tercer lector fue el médico José Francisco Cobián Figueroa, también escritor, que leyó el prólogo del libro "Calles y barrios de Autlán" de don Ernesto Medina y también compartió algunos recuerdos de la vida de don Ernesto.


Para finalizar el programa disfrutamos de un recital ofrecido por el trío formado por Víctor Iván Godoy Mireles en la guitarra, Óscar Geovanny Hernández Mireles en el violín y Joaquín Vidrio Terríquez en el piano, todos ellos alumnos avanzados de la Escuela de Artes municipal que ejecutaron las piezas Let it be, Yesterday, Matrimonio de amor y El Reloj.


Al final, de manera espontánea, la maestra Lupita Rodríguez, coordinadora de Extensión del CUCSur dio un mensaje de parte de la Universidad sobre la preservación de la memoria de don Ernesto y los demás personajes distinguidos de la ciudad.
Publicar un comentario