viernes, 11 de noviembre de 2016

Ventanillas y otros espejismos cotidianos



Sin tomar en cuenta la famosa Leyenda Negra que sus competidores echaron sobre el Imperio Español, en México tenemos una larga tradición de viajeros extranjeros que han descrito al país, a sus habitantes y a sus costumbres. Y ha habido de todo: desde entusiastas como el barón alemán Alejandro de Humboldt, quien estuvo aquí en los últimos años del virreinato, y el comerciante también alemán C.C. Becher, en los años 1832 y 1833, que describieron al naciente país como un cuerno de la abundancia y con un futuro grande y prometedor, hasta detractores como Isidoro Löwenstern, quien opinaba a mediados del siglo XIX que la única salvación para México sería la intervención decidida de los países europeos.
Sin embargo, tenemos pocos ejemplos de descripciones de nuestro país hechas por extranjeros que no sean una simple manifestación de los prejuicios de sus autores o una proyección de sus propias personalidades. Una de las excepciones puede ser Ventanillas y otros espejismos cotidianos, el tercer volumen de la Trilogía publicada este año por Peter Gerritsen, holandés radicado en nuestra región desde 1993, y que constituye su debut en la creación literaria, después de una larga carrera como investigador.
En estas Ventanillas..., una recopilación de 47 relatos breves, entre el cuento y el ensayo, encontramos un retrato de nuestra personalidad (hablando de los habitantes de esta región), basada en detalles tan cotidianos y tan (aparentemente) insignificantes que para nosotros pasan desapercibidos. Nos muestra en algunos pasajes, cual espejo de Tezcatlipoca, algunos de nuestros defectos sociales, como el burocratismo y la forma en que la violencia fue escalando, en los últimos años, hasta convertirse en un elemento cotidiano de nuestras vidas. Describe también lo mejor de este su nuevo país, lo que encontró, sobre todo, en cosas como el ambiente del pueblo globero donde vive y en la majestuosidad de la Sierra de Manantlán, su objeto de estudio. Y lo hace, sí, desde el punto de vista de un extranjero, pero de uno que se adapta de forma voluntaria y entusiasta a una nueva patria, y no con la superficialidad de quien solo espera el momento de irse. En su prosa, Peter no describe al otro, no proyecta su propio ser al definir al no-ser, como dijo el historiador Juan Antonio Ortega y Medina: Peter describe a las gentes y costumbres que ya son también, o se están convirtiendo, en las suyas.

Ficha técnica:
Ventanillas y otros espejismos cotidianos
Peter R. W. Gerritsen (2016)
Guadalajara. Petra Ediciones, 88 pp.
ISBN: 978-607-00-9170-4
Publicar un comentario