jueves, 26 de septiembre de 2013

Lexicón autlense 5: Gualele



Gualele es un adjetivo que en Autlán se utilizó hasta hace pocas décadas como sinónimo de tonto, aplicado a personas de pocas luces o cuyas limitaciones intelectuales eran evidentes. En el habla autlense contemporánea, la palabra más parecida en su significado es melolengo.
Todavía en los años 1960 era común el uso de este término por personas de todas las edades; estaba más arraigado que los actuales baboso o güey. En nuestros días es un término casi extinto, utilizado solamente por las personas de mayor edad o, como curiosidad, por quienes la acabamos de descubrir. Y es que, además, la palabreja tiene una sonoridad muy divertida, adecuada para la sana carrilla entre amigos.
Gualele aparece en el entrañable libro Color Grana, de Francisco Enríquez Lizaola, en varios de los diálogos y descripciones a los que recurre para recrear el ambiente cotidiano del Autlán de la primera mitad del siglo pasado. Está, además, en el glosario de términos autlenses que se incluye como apéndice del libro. Es la única publicación donde he podido encontrar esta palabra con su uso autlense.
Aunque por su sonido podría parecer que el origen de gualele podría estar en el idioma nahuatl, he encontrado que esta misma palabra se utiliza en la ciudad de Santa Cruz, Bolivia, para nombrar al plátano. Por lo tanto, es posible que haya llegado a América desde Europa o África, diversificándose su uso en las distintas regiones aunque esto, aclaro, es mera especulación.
Gualele es una de las palabras que no pudieron sobrevivir a la apertura de Autlán hacia el resto del mundo que ocurrió a mediados del siglo pasado.
Publicar un comentario