miércoles, 25 de abril de 2018

Presentaron "La gran familia de Zamora" en la biblioteca del CUCSur

De izquierda a derecha: Martha Moreno, Ricardo Fletes, Hirineo Martínez y Araceli Ramírez.

Esta mañana en la biblioteca Antonio Alatorre del CUCSur un grupo de académicos de este centro de estudios presentó el libro La gran familia de Zamora, de Ricardo Fletes y Jean Meyer, que aborda la problemática de la institución de Rosa Verduzco (Mamá Rosa), en Zamora, Michoacán, dedicada a recoger y asistir a niños de la calle. La presentación comenzó a las 11:20 horas y reunió a unas 100 personas, la mayoría estudiantes de licenciatura.
El doctor Hirineo Martínez Barragán, secretario académico del CUCSur, dio la bienvenida a los asistentes y resaltó la metodología del libro y el tema (los niños de la calle), sobre los que llamó a los alumnos presentes a poner atención. Enseguida dio una semblanza curricular del autor, quien tiene una carrera académica importante (es psicólogo) en las ciencias sociales, en instituciones como el Colegio de Jalisco y el Colegio de Michoacán.
La doctora Martha Moreno Zambrano, la primera de las comentaristas del libro, dijo que en él se describen las interacciones entre el grupo formado por Mamá Rosa y hacia el exterior de éste. Hizo algunos comentarios también sobre la metodología inductiva y las limitaciones que afrontó el autor para tener acceso a la información de su objeto de estudio, dada la reserva de sus protagonistas para compartirla. Mencionó también que el libro describe de manera general la dinámica social y económica de la ciudad de Zamora, poniendo en evidencia su desigualdad.
Enseguida la doctora Araceli Ramírez Meda destacó también la metodología empleada por el autor, de la que dijo que es digna de admiración, así como la interpretación que hizo de la cultura; este trabajo resulta especialmente importante por la dificultad de ingresar a grupos sociales de este tipo para realizar investigaciones cualitativas. Sobre la familia de Mamá Rosa resaltó su intención de reeducar a los niños, bajo un ambiente de extrema vigilancia, así como su capacidad de gestión, que le permitió conseguir todo tipo de apoyos, desde donativos hasta el reconocimiento por la Universidad de Guanajuato de los estudios de música que en su casa tomaban los niños.
El autor de la investigación, Ricardo Fletes, explicó que el libro es el resultado de una tesis de maestría en antropología social por el Colegio de Michoacán, defendida por él en 1992 pero que quedó reservada para publicarse debido a la información que expone en ella. Describió enseguida cómo fue el proceso de recolección de la información, ingresando a trabajar como voluntario a la casa de Mamá Rosa para ganarse la confianza de sus directivos y de los niños que en ella vivían; para esto tuvo que vencer la resistencia de la dueña de la casa. Durante un año de trabajo observó a detalle toda la dinámica social dentro de ese lugar.
Describió enseguida la personalidad de Mamá Rosa, resaltando su habilidad discursiva y su capacidad de asimilación de conceptos, y narró cómo desde los 14 años de edad comenzó a ayudar a niños de la calle, llegando a tener alrededor de 600 en los últimos años. A muchos de ellos los registró como hijos propios para que pudieran tener seguridad social como sus beneficiarios. Explicó algunos casos de reeducación y rehabilitación exitosa de niños, entre ellos uno que previamente había sido declarado sociópata, por lo que dijo que un sistema de educación cerrado y con vigilancia permanente puede tener resultados positivos en ciertos tipos de personas.
Mencionó que Jean Meyer lo animó a publicar su tesis a raíz de la irrupción violenta de las autoridades en la casa y su posterior clausura, para ayudar a matizar la información amarillista que se publicaba en esos días en la prensa nacional. Este personaje le ayudó a actualizar la información de la casa a partir de 1993 por medio de entrevistas y el resultado es el libro que se presentó hoy.
Publicar un comentario