miércoles, 12 de octubre de 2016

Celebración del 10° aniversario del Tiopa Tlanextli


El 20 de noviembre de 2005 se colocó en la colonia Echeverría la primera piedra del centro comunitario y de salud Tiopa Tlanextli, una institución proyectada para ofrecer servicios de salud y educativos a la población más vulnerable. Al año siguiente comenzó sus operaciones, por lo que desde el pasado 5 de septiembre el centro comunitario ha venido realizando algunas actividades para celebrar sus diez años de trabajo. La actividad culminante tuvo lugar esta mañana, con la presentación del informe por parte del patronato y la visita de su principal benefactor, el músico Carlos Santana. El acto comenzó alrededor de las 10:00 hrs. y tuvo una asistencia de unas 200 personas. 
El patio central de la institución se habilitó como un auditorio, con 150 sillas, un escenario con sonido profesional y un espacio para el presidium, todo bajo un gran toldo que protegiera a los asistentes del inclemente sol. En el escenario, desde unos minutos antes del inicio del evento, el grupo tributo Sacrifice interpretó algunas de las piezas más conocidas de Carlos Santana, para comenzar a orientar el ambiente. Sacrifice está conformado por músicos autlenses, la mayoría ya reconocidos por su participación en otros grupos, pero también por integrantes muy jóvenes. 
A la llegada de Carlos Santana comenzó el programa que los organizadores prepararon. El primer número fue la inauguración de los nuevos murales que el pintor local José Luis Barajas Mondragón realizó en la fachada del edificio principal, definidos por éste como "una invitación a la oración y a seguir el camino del guerrero". Fue Carlos quien develó las pinturas, para enseguida dar un mensaje sobre la necesidad de eliminar el miedo de nuestra vida cotidiana, sentimiento que oprime y acarrea la mayoría de los males cotidianos. El mural del lado izquierdo es una composición donde se retrata una interpretación cósmica de la maternidad, mientras que el del lado derecho muestra a Carlos Santana participando en un ritual con un personaje que representa a un chamán indígena, con el cerro de la Capilla como fondo. En este último, Santana plasmó su firma en un espacio que el autor dejó especialmente para eso.

Firmando el mural.

Para continuar con el programa, un grupo de invitados especiales encabezado por Carlos y su esposa Cindy Blackman hicieron un recorrido por las instalaciones médicas del centro, para conocer los nuevos servicios de hemodiálisis y de telemedicina que ahí se ofrecen. Una constante desde este momento fue el sonido de fondo: gritos y porras de los alumnos del kinder y de la primaria vecinos al Tiopa, dirigidos a Santana. Para corresponder, el guitarrista se acercó a la valla que separa al kinder y al centro para saludarlos de mano.

Con alumnos del kinder.

Ya con todos los invitados ocupando su lugar en el patio central comenzó el protocolo principal, en el que participaron personajes como el presidente municipal Fabricio Corona, la rectora del CUCSur Lilia Oliver, Roxana Drexel de la fundación Hermes Music, el ex presidente municipal Carlos Meillón, entre otros. El presídium fue ocupado por Carlos Santana, Cindy Blackman, el director del Tiopa Martín Sandoval, el presidente del patronato Juan Manuel Esquivez, Michael y María Vrionis de Cristalino Inc. y la cónsul de EU en Guadalajara Tanya C. Anderson. Ellos escucharon el informe que rindió el doctor Esquivez, en el que habló brevemente sobre el desarrollo e incremento de los servicios que ofrece el centro desde su fundación, haciendo énfasis en los nuevos servicios médicos y en las clases de batería. Al final de su intervención se proyectó un video con la historia de la fundación del centro, desde la conformación del patronato, el primer contacto con Carlos Santana y el desarrollo del Tiopa. Se incluyeron en este video los testimonios de algunos beneficiarios de sus servicios médicos y educativos, para terminar con la mención de los benefactores del centro, entre los que se encuentran negocios y clubes de mexicanos en Estados Unidos y, desde luego, Carlos Santana.

Grupo de la EPRA.

El siguiente punto del programa fue la participación de los alumnos del taller de música de la Escuela Preparatoria Regional de Autlán, quienes interpretaron tres piezas del repertorio santanesco: Oye cómo va, Smooth y Corazón espinado. Este grupo presentó una instrumentación muy amplia y bien ejecutada, con una sección de percusiones que incluye batería, timbales, güiro y pandero, dos guitarras eléctricas y una acústica, bajo, saxofón, trompeta, teclado y dos buenas voces.

Sacrifice.

Después de entregar reconocimientos a los integrantes del patronato fundador del Tiopa, el grupo Sacrifice tuvo otra intervención, ahora para tocar Samba pa ti y una peculiar versión de Soul sacrifice. Esto para dar paso a otra entrega de reconocimientos, ahora a los integrantes del actual patronato.
La siguiente intervención musical fue de tres de los alumnos del taller de batería del Tiopa: María José Guevara, Alexandra Ramírez y Marco Sandoval, quienes interpretaron más música de Santana, acompañados por el grupo Sacrifice y terminaron con una improvisación de dos baterías y timbales.


Carlos Meillón.

La parte del programa que más “nota” ofrecería a los periodistas comenzó enseguida: se invitó a algunos de los invitados especiales a que dieran un mensaje con motivo de los diez años del centro comunitario, quienes lo hicieron de la siguiente forma:
Carlos Meillón, presidente municipal cuando se conformó el patronato del centro y se dio el nacimiento de éste, recordó esos momentos diciendo que se logró cristalizar el proyecto gracias a que se conjugaron el sueño de lograrlo con la generosidad y la calidad humana de los involucrados. “Jamás he conocido un proyecto tan exitoso como Tiopa Tlanextli”, aseguró.
Fabricio Corona, actual presidente municipal, comenzó con las felicitaciones y agradecimientos de rigor, pero su intervención tomó interés cuando puso a disposición el interés y recursos del Ayuntamiento para que el centro comunitario crezca y, sobre todo, cuando invitó a Carlos Santana a estar presente en el festival Nocheztli 2017, si su agenda se lo permite.
Tanya C. Anderson, cónsul de Estados Unidos en Guadalajara, dijo de los mexicanos que “he aprendido que ustedes son un pueblo de respeto, pasión y amor”.
Roxana Drexel, de Hermes Foundation, felicitó a los responsables del trabajo de Tiopa Tlanexli, en especial a su director Martín Sandoval.
Adriana Casillas, regidora del Ayuntamiento de Autlán, externó su admiración por la vida y obra de Carlos Santana, le habló sobre el rescate de la identidad municipal que se hace en esta administración y lo invitó a hacer una versión de Viva Autlán en la guitarra eléctrica.
Lilia Oliver, rectora del CUCSur, pidió la autorización de Santana para comenzar a gestionar que la Universidad de Guadalajara le entregue el doctorado honoris causa, asegurando que tiene los méritos suficientes para que le sea otorgado.
Por último Carlos Santana habló sobre el anhelo que tiene de que se multipliquen centros como el Tiopa en todo el país, de los que dijo que no se logran con suerte sino con compasión y trabajo. Invitó a México a cambiar la “mente colectiva”, a “cambiar de frecuencia” y a abandonar la idea de la necesidad de sacrificio que promueven las religiones, a la que se refirió como “puras pinches mentiras”.

Con los alumnos de la primaria.

Dicho esto, el guitarrista se dirigió, fuera de programa, a la escuela primaria vecina, separada del centro comunitario por una malla de alambre. Allí saludó a los alumnos que se acercaron y que todo el tiempo estuvieron coreando su nombre y pidiendo “que toque”. Esta petición fue atendida inmediatamente, en lo que constituyó la parte más intensa del día y que también estuvo fuera del programa: Carlos y Cindy subieron al escenario y se hicieron con la batería y una guitarra eléctrica, que Carlos comenzó a pulsar con las notas de La Cucaracha, para seguir con una improvisación de alrededor de cuatro minutos, en un dueto muy difícil de conjuntar en un lugar que no sea un gran escenario. Para seguir con el palomazo, el grupo Sacrifice subió a tocar con los dos ilustres músicos algunos de los grandes éxitos de Santana.


Carlos Santana y Cindy Blackman.
Fue evidente que el guitarrista no subió solo a posar para la cámara: su ejecución de la guitarra fue tan enérgica y “sentida” como la de cualquier músico bisoño que intenta congraciarse con un público difícil.
Después de la rueda de prensa con los medios locales que se dieron cita, Santana abandonó el lugar y la reunión se disolvió, aunque dejando en los rostros de los asistentes que ya se retiraban una amplia sonrisa.
Publicar un comentario