jueves, 20 de octubre de 2016

Concierto de la Orquesta Sinfónica Monumental de Autlán en el Aula Magna


Esta noche, las actividades del día dentro de la XXII Semana Cultural Universitaria terminaron con un concierto que ofreció la Orquesta Sinfónica Monumental de Autlán en el Aula Magna del CUCSur. El concierto comenzó a las 20:20 hrs. y se desarrolló ante unas 300 personas.
La orquesta, constituida con la fusión de la Orquesta Típica de Autlán, con cuatro años de vida, y la Orquesta Sinfónica Juvenil de Autlán, que debutó en febrero de 2013, es dirigida por los profesores Jaime Gabino Gómez Acosta y Víctor Rafael Ambriz Morán, quienes se alternan para estar al frente del grupo en las diferentes piezas. El repertorio que presentaron hoy fue muy variado, como solía serlo el de la Típica, con una mayoría de piezas de música popular y un par de composiciones religiosas.
La primera parte del programa fue ejecutado por solistas o por ensambles conformados por integrantes de la orquesta, para continuar bajo la dirección de alguno de los dos profesores el resto de la velada.
El programa completo de esta noche fue el siguiente:

* Preludio, suite no. 1 de la Sonata en sol mayor, de Bach, interpretada al chelo por Alfredo Mardueño Guzmán.
* Oblivion, de Astor Piazzola, por un cuarteto de chelos.
* Por una cabeza, de Carlos Gardel, por un ensamble de cuerdas y acordeón.
* Preludio del Te deum de Marc Antoine Charpentier, dirigida por Jaime Gómez.
* Libertango, de Astor Piazzola, dirigida por Jaime Gómez.
* A mi manera, de Revaux y Thibaut, dirigida por Jaime Gómez.
* Semblanza de un gran muralista, de M. Mateos, dirigida por Jaime Gómez.
* El toro, dirigida por Víctor Ambriz.
* Piratas del Caribe, de Klaus Badelt, dirigida por Víctor Ambriz.
* Final de la Sinfonía del Nuevo Mundo, de Antonin Dvorak, dirigida por Víctor Ambriz.
* La pantera rosa, de Henry Mancini, dirigida por Jaime Gómez.
* The tempest, de Robert W. Smith, dirigida por Jaime Gómez.
* Huapango, de José Pablo Moncayo, dirigida por Víctor Ambriz.
* Viva Autlán, de Clemente Amaya, dirigida por Jaime Gómez.

Hasta aquí, parecía que terminaba el programa. Los organizadores entregaron el respectivo reconocimiento a la orquesta, por medio del profesor Jaime Gómez y, sin que mediara petición del público, la maestra de ceremonias anunció dos piezas más, que fueron Amigo, de Roberto Carlos, y Qué rico mambo, de Dámaso Pérez Prado, que terminó por animar al público, poniéndolo a bailar y ovacionar de pie.
La orquesta cuenta con elementos con un gran nivel técnico, que han sido seleccionados para integrar la Orquesta Sinfónica Juvenil José Pablo Moncayo, aunque tiene también integrantes noveles, a los que quizá les hace falta más aprendizaje. Esto hace que la interpretación de la orquesta sea disparejo y abunden los errores individuales, que fueron especialmente notorios en Viva Autlán, donde se oyó una entrada en falso.
Publicar un comentario en la entrada