miércoles, 26 de octubre de 2016

La Prefiesta al Rockautlán vol. 2

Los Olvizarros.

Anoche en el Pinches Bar, al terminar la rueda de prensa con la que se anunció formalmente la realización del festival Rockautlán vol. 2, se llevó a cabo un concierto con la participación de cinco bandas, dos de ellas locales, dos provenientes del Estado de México y la última de la República Checa. El concierto tuvo una asistencia de unas 150 personas y comenzó a las 20:40 hrs.
Todavía con el ánimo del público un poco frío, el grupo de punk Los Olvizarros (guitarra, bajo, batería y voz) presentó un set de canciones propias, con letras de fuerte contenido político y de denuncia social. En ellas hay referencias a los abusos de los sacerdotes y de las autoridades civiles y militares, una crítica frontal a la tauromaquia y una expresión de descontento que se resume en el grito de ¡Chinguen a su madre! que constituye el coro de una de sus últimas interpretaciones. Los Olvizarros (antes Los Olvidados) están por cumplir dos años en los escenarios de la región y fuera de ella y son un raro caso de longevidad en su género musical.

Calkutta bitch.

El segundo grupo local fue el grullense Calkutta bitch (bajo, dos guitarras, batería y voz), poseedores de una muy buena técnica en cada instrumento. Con una propuesta más elaborada, que se manifiesta en solos de guitarra muy bien logrados, se le puede considerar como una de las cartas fuertes en cuanto a géneros alternativos en la región. Podría mejorarse el uso de efectos en la voz y la guitarra, que en algunos pasajes dificultan la escucha de la ejecución.

Fall under sky.
La siguiente banda, Fall under sky, del Estado de México, se conjuntó apenas en abril del año pasado y forma parte de la gira nacional que tocó Autlán anoche y que incluye también a los siguientes dos grupos. Con una instrumentación típica de una banda de metal (dos guitarras, bajo, batería y voz) y con influencias en las ramificaciones más pesadas de este subgénero, ofrecieron una presentación cargada de energía y calidad técnica, que desde el principio comenzó a provocar la euforia de los asistentes, quienes hasta estas alturas del concierto comenzaron a hacer tímidos intentos de slam.

Fuck the monster.
También del Estado de México llegó una de las bandas estelares de la noche, Fuck the monster. Para limitarnos a lo que vimos anoche, esta banda conjuntaría la intención contestataria de Los Olvizarros con la energía de Fall under sky, aunque con un sonido mucho más maduro y mayores tablas. También dentro del género metalero, lo más fuerte de su presentación es la letra de las canciones, entre las que se encuentran una denuncia de los padecimientos de la población civil durante la guerra (Siria) y otra a la corrupción dentro de la Iglesia (Padre nuestro). Si con la banda anterior los intentos de slam eran tímidos, con Fuck the monster se intensificaron.

Stab Zs-Co
Para cerrar la velada, la banda checa de metal core Stab Zs-Co cumplió en Autlán la quinta etapa de su gira por México, que comenzó el viernes pasado. Presentaron una alineación similar a los dos grupos anteriores y les tocó presentarse ante un público con los ánimos ya caldeados y dispuestos. Con apenas unas pocas palabras en español, lograron conectarse con los asistentes de una forma excepcional, estableciendo una comunicación basada fundamentalmente en la música. Se trata de una de las pocas (¿o la única?) banda grande de este género musical que se ha presentado en Autlán. Para hoy tienen agendada una presentación en León, para continuar su gira por el norte y el centro del país durante toda esta semana.
Publicar un comentario