viernes, 14 de enero de 2022

Juan Leandro Gómez de Parada

Retrato anónimo del obispo Juan Leandro Gómez de Parada. Mediateca del INAH

 El 14 de enero de 1751 falleció en Guadalajara, “casi repentinamente”, el obispo Juan Leandro Gómez de Parada, quien gobernó esa diócesis desde octubre de 1736. Su cadáver sería sepultado en el convento de Santa María de Gracia. Fue hijo de don Ginés Gómez de Valdés, propietario de la hacienda de Ahuacapán, donde el futuro obispo y sus hermanos vivieron su infancia.

El obispo Juan Leandro Gómez de Parada nació el 13 de marzo de 1678 en Guadalajara, capital del reino de la Nueva Galicia, e ingresó al Colegio Mayor de Santa María de Todos los Santos de la ciudad de México el 8 de noviembre de 1699, recibiendo las órdenes sacerdotales a fines del año siguiente. En 1703 recibió el grado de doctor en Teología en la Universidad de Salamanca, España, institución en la que impartió la cátedra de Filosofía durante tres años. En 1708 regresó a América con el cargo de racionero de la Catedral de México, por nombramiento otorgado por el rey Felipe V. Poco después fue designado representante ante el Consejo del Rey del Cabildo Metropolitano, por lo que tuvo que pasar de nuevo a Madrid, donde permaneció varios años. Estando en España renunció a favor de su hermano Pedro, en 1711, a su parte del mayorazgo de Ahuacapán y Miraflores, en la actual Costa de Jalisco, que sus padres estaban en proceso de fundar.

Su carrera eclesiástica tuvo un desarrollo fulgurante en los siguientes años: a su nuevo regreso de España desempeñó el cargo de maestrescuelas en la Catedral de México y, en junio de 1715 fue propuesto por el rey de España para ocupar el obispado de Yucatán, que se encontraba vacante desde el año anterior. El 17 de diciembre de ese 1735 el papa Clemente XI expidió las bulas con las que se designó a Juan Leandro Gómez de Parada obispo de Yucatán, siendo consagrado en la Catedral de México el 28 de octubre de 1716 por el arzobispo José Lanciego y Eguilaz. El 7 de diciembre toma posesión del obispado, hacienda inmediatamente una visita general de él. Entre 1721 y 1722 organizó un sínodo diocesano en Mérida, con la intención de mejorar combatir la ignorancia y relajación en que encontró al clero yucateco.

El 6 de julio de 1729 Gómez de Parada fue promovido al obispado de Guatemala, en la que también hizo visita episcopal y promovió la construcción de instalaciones adecuadas para su funcionamiento, como el monasterio de las religiosas capuchinas.

Luego de la muerte del obispo de Guadalajara, Nicolás Carlos Gómez de Cervantes, ocurrida el 6 de noviembre de 1734, el rey de España promovió a Gómez de Parada para ocupar esta sede vacante, el 18 de septiembre de 1735, expidiendo el papa las bulas correspondientes el 2 de diciembre siguiente. El 15 de mayo de 1736 el nuevo obispo tapatío comenzó el viaje desde Guatemala a su nueva sede. En octubre de ese año ya se encontraba en la ciudad de México, aunque sin poder seguir a Guadalajara a causa del mal estado de los caminos luego del temporal de lluvias de ese año, por lo que tuvo que tomar posesión del obispado por poder otorgado a su hermano Ginés Gómez de Parada, deán de la Catedral de Guadalajara. El nuevo obispo llegó por fin a la capital de Nueva Galicia el 24 de diciembre, iniciando su gestion el día 28.

El obispado de Juan Leandro Gómez de Parada se distinguió por la construcción del Colegio de San Diego y de la Casa de Recogidas, la promoción del comercio por el océano Pacífico y las gestiones infructuosas para establecer una Casa de Moneda en Guadalajara.

Durante su gestión de 14 años visitó al menos una vez la parroquia de Autlán, en enero de 1740, en la que encontró que “no había hospital en ese pueblo”. Ordenó que, como había en Autlán dos solares, “que uno de ellos se vendiera con intervención del Padre Cura Ministro y Vicario Juez Ecco, y con su importe se haga en el otro solar, que queda, el dicho hospital”. El obispo también consagró siete campanas, de la parroquia de Autlán, del hospital de Las Montañas y de los pueblos de Zacapala, Ixcluintla y Ahuacapán, revalidó matrimonios, celebró confirmaciones y pasó algunos días en la hacienda de Ahuacapán.

Fuentes:

* Apuntes biográficos del Ilustrísimo Señor Juan Leandro Gómez de Parada, obispo de Yucatán, Guatemala y Guadalajara. Manuel Romero de Terreros y Vinent.

* Como hoy... en Jalisco. Angélica Peregrina, coordinadora. Unidad Editorial del Gobierno de Jalisco.

* Autlán de la Grana. Población y mestizaje. Lilia Victoria Oliver Sánchez.
* Autlán. Rubén Villaseñor Bordes.

No hay comentarios: