sábado, 12 de mayo de 2018

Conferencia "Madre naturaleza" en la sesión mensual de la BSGEEJ

Coatlicue. Foto de México Desconocido.
Esta mañana en el salón de usos múltiples del Museo Regional el profesor Luis Ernesto Dávila Rodríguez dictó la conferencia Madre naturaleza, dentro de la sesión mensual ordinaria del capítulo Costa Sur de la Benemérita Sociedad de Geografía y Estadística del Estado de Jalisco. La sesión comenzó a las 10:00 horas y tuvo una asistencia de unas 20 personas.
El profesor Dávila comenzó su presentación con una explicación de las representaciones de la naturaleza como madre desde la Antigüedad más remota, poniendo como ejemplo a la Venus de Willendorf, de más de 20 mil años, y las referencias a las diosas madres de las distintas culturas mediterráneas en El asno de oro de Lucio Apuleyo. Según el ponente, el origen de los dioses conocidos en esas culturas es siempre una diosa madre.
Enseguida el profesor Dávila mencionó que el hombre, desde la Antigüedad, imaginó a la naturaleza como una mujer, lo que derivó en sociedades matriarcales una vez descubierta la agricultura. Los rituales agrícolas propiciatorios de esas sociedades primitivas habrían derivado en las religiones organizadas posteriores.
Por último mostró algunas representaciones de la maternidad en diversas culturas alrededor del mundo, como China, los aborígenes australianos y todas las culturas americanas, desde los inuits hasta los patagones. Se detuvo, desde luego, en Coatlicue, de la que hizo un análisis del simbolismo de su representación más conocida, y en Tonantzin, de la que describió su culto prehispánico y su relación con el mito guadalupano. Habló del origen del Día de las Madres entre los trabajadores domésticos de la Inglaterra del siglo XVII, para pasar enseguida a hacer un llamado al cambio de hábitos para evitar la contaminación de la Tierra por plásticos y respetar de esta manera a la madre naturaleza.
Publicar un comentario