sábado, 24 de marzo de 2018

Margarita Valencia de Ibáñez

Foto de El Informador.
Margarita Valencia fue una poeta nacida en Guadalajara, en el barrio del Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe, a principios del siglo XX pero radicada en Autlán desde muy pequeña. Se casó en la parroquia del Divino Salvador de Autlán con el autlense José Ibáñez (quien sería reconocido como pintor a nivel estatal en las décadas siguientes) el 11 de agosto de 1922, momento en que declara tener 21 años. Margarita fue hija de Miguel Valencia, empresario y político, y de doña Elena Fregoso, y fue hermana de María Valencia, dueña del hotel Valencia durante el siglo XX.
Margarita fue madre de cuatro hijos: el doctor José Guillermo (nacido el 4 de julio de 1924, ya de regreso en Guadalajara), el destacado arquitecto Eduardo, el también arquitecto y acuarelista Sergio Alberto (expuso en Autlán, en el hotel Valencia, en 1990) y Elena. Realizó sus estudios de educación primaria con la maestra María Mares. Su actividad poética la comenzó a desarrollar en Autlán desde su juventud, de manera autodidáctica, desarrollándose en el género romántico.
El 19 de julio de 1952 publica el libro Asperezas y al mismo tiempo colaboraba en la revista El Mundo, además de publicar en los diarios tapatíos El Informador y El Occidental. Con este libro compite en el Concurso Literario del Premio Jalisco 1953, junto a Confabulario, de Juan José Arreola, La flor y la sangre de Alfredo R. Placencia, Cristóbal de Oñate de José López Portillo y Weber y otros 35 libros de diversos géneros.
En 1977 se publica su segundo poemario, titulado también Asperezas, y conocido como Asperezas II. Igual que el anterior y su obra en general, sale a la luz en una edición de autor, austera, con un tiraje corto. Sin embargo, alcanza a llamar la atención de la crítica: el 13 de marzo de 1977 Víctor Hugo Lomelí se refiere a este libro en El Informador de la siguiente manera: “La poesía de doña Margarita Valencia de Ibáñez… es una poesía digna, pulcra, correcta, bien medida, rigurosa en el metro, con forma irreprochable. Pero poco significa todo ello para la poesía si carece de lo indefinible, inclasificable, misterioso y potente, del alma y esencia que crea la poesía y que no tienen los “versos”. Algunos poemas de Asperezas logran cabalmente la intensidad poética tan buscada por tantos y encontrada por tan pocos”.
Sus obras han sido impresas en ediciones particulares llevando los nombres de Asperezas (1952) y Asperezas II (1977), Horizontes, Encuentros (1982) y Hojarasca, publicado en el año de 1988.
Según el cronista Carlos Boyzo, sus poesías han sido publicadas en diversos libros y revistas, entre ellos las publicadas en el libro Antología de poetas autlenses, compendio de poesía realizado por el dr. José Ma. Casillas y publicada por J. Salvador Araiza en su imprenta La Corregidora cuya ubicación se encontraba en la calle Venustiano Carranza #6, frente a donde hoy se ubica Teléfonos de México, en Autlán. De ella se expresa el doctor Casillas: “Es Margarita una poetisa de inspiración. Nació para cantar y canta delicadamente, sin pensar siquiera en que sus cantos no están conformes con la técnica del arte, canta porque tiene necesidad de cantar como la tienen las aves multicolores de las selvas. Soñadora, visionaria, canta hoy, canta siempre.”
Margarita Valencia fallece en la ciudad de Guadalajara el 8 de diciembre de 1999.

Fuentes:
*  Carlos Martín Boyzo Nolasco. Información inédita.
* El Informador, publicaciones varias.
* Archivo de información matrimonial. Parroquia del Divino Salvador.
Publicar un comentario