lunes, 17 de marzo de 2014

Breve semblanza del Grupo Cultural Proa, de Autlán, Jalisco


Por: Profesor Ignacio Cárdenas

El 17 de marzo de 1949, atendiendo a una invitación del sr. Francisco Espinosa Sánchez, Presidente Municipal, se efectuó en Autlán una reunión con objeto de formar una agrupación que se dedicaría a formar actividades artísticas y ese mismo día quedó integrada llamándosele “PROA”.
El Grupo ha destacado por haber traído visitas de literatos, pintores y músicos que han dejado mucho de su saber y de sus experiencias en esta población. Débese al “Proa” nada menos que la presentación de la Orquesta Sinfónica de Guadalajara, que visitó Autlán el 12 de octubre de 1949, ofreciendo un magnifico concierto bajo la dirección del maestro Leslie Hodge.
Actividades teatrales y otras de índole cultural han completado la labor del “Proa”; pero de entre todas ellas ha destacado la actuación del Orfeón, bajo la dirección del propio sr. Espinosa Sánchez, que ha llevado al conjunto coral a visitar diversas poblaciones: Ciudad Guzmán, Sayula, Ameca, Unión de Tula y la capital del Estado, donde sus méritos son ya conocidos y apreciados.
El Orfeón “Proa” es un conjunto heterogéneo: señoritas de la mejor sociedad en franca camaradería artística con jóvenes obreros, con artesanos, con empleados y profesionistas. Pero esta heterogeneidad en nada perjudica, es una cualidad, porque al actuar el grupo se torna perfectamente homogéneo: disciplina, buena voluntad, deseo de agradar y sobre todo los cantantes sienten la música, no la ejecutan de manera mecánica y fría y en sus interpretaciones transmiten su propio sentimiento al público que los escucha.
El maestro Espinoza Sánchez conceptúa a su propio grupo como UN MODESTO ESFUERZO DE PROVINCIA EN PRO DE LA CULTURA, nosotros valorizamos al Orfeón “Proa” como UN GRAN ESFUERZO PACIENTE Y TESONERO, que solamente en las manos hábiles de una persona con dedicada vocación artística ha podido llegar a su florecimiento.
Comprende su repertorio desde lo popular hasta lo clásico. Tan pronto entonan “El Carretero” o “Las Mañanitas” para saltar a un coral de Bach. Obras para todos los gustos que dan variedad a sus programas. Hemos visto cómo el público un tanto incomprensivo para ciertas obras, ha reaccionado ante lo popular y en medio de ovaciones ha pedido repetición tras repetición de los números mas gustados del programa.
El Orfeón “Proa” no haría mal papel en donde quiera que se presentare, máxime si el público es comprensivo y toma a este ameritado conjunto coral bajo el mismo aspecto que lo toma su director: como un modesto esfuerzo de provincia sin otro deseo que el de superarse cada día en bien de la cultura del pueblo.


Texto presentado en el café literario "Recordando al Orfeón Proa", realizado en el Museo Regional en mayo de 2013.
Publicar un comentario