domingo, 30 de marzo de 2014

Abel Uribe, pionero de la investigación científica en Autlán



Don Abel Uribe Salazar nació el 24 de marzo de 1852 en Guadalajara, aunque vivió en Autlán desde el año 1877 hasta su muerte.
Además de ser empresario, el primero en atreverse a instalar una fábrica de ladrillos ingleses, una de mosaicos y otra de bebidas gaseosas en Autlán, fue líder político y benefactor del pueblo como promotor de la construcción del ahora llamado jardín Constitución y como organizador de los festejos del Centenario de la Independencia. Sin embargo, su actividad más interesante fue la de investigador: con los limitados recursos con que contaba en el pueblo investigó de forma científica la flora de la región, produciendo en su propio laboratorio algunos precursores de medicinas de patente.
Según el libro Ciudadanos Distinguidos de Autlán, publicado por el Ayuntamiento de Autlán en 2002, Abel Uribe fue el descubridor de la papaína, una enzima que puede extraerse de la papaya y que tiene varios usos en medicina, recibiendo un reconocimiento de la Universidad Pontificia del Vaticano por este descubrimiento y por su investigación de las propiedades medicinales de las plantas de la región.
Llevó también un detallado registro científico de las condiciones climatológicas de la región en las primeras décadas del siglo XX (precipitaciones, presión atmosférica, temperatura), que desafortunadamente se perdió a su muerte, al ser desechado como basura por quienes ocuparon la que fuera su casa.
No debemos dejar que siga en el olvido el que seguramente fue el primer investigador científico de esta región, donde esta actividad ha visto un creciente auge desde la llegada de la Universidad de Guadalajara.
Publicar un comentario