sábado, 15 de septiembre de 2012

13 años de la nueva Presidencia Municipal


Con menos de un siglo de existencia, la torrecilla del reloj que formaba parte del edificio de la antigua Presidencia Municipal se convirtió en una de las marcas turísticas más importantes de Autlán, por encima incluso de otros lugares emblemáticos como la capilla del Cerrito o la plaza de toros. 
La torrecilla fue inaugurada el 1 de enero de 1901 "para solemnizar el advenimiento del siglo XX", según don Ernesto Medina Lima, y fue derribada en 1972 con la intención de ampliar la cuadra de la calle Venustiano Carranza donde se encuentra la Presidencia (la torrecilla quedaba a la mitad de la actual calle) y dejar más espacio a los automóviles y al "progreso". Según personas que habitaban en Autlán en aquel año, la demolición de la torrecilla trajo consigo el disgusto soterrado de los autlenses, que se expresaba solamente en críticas callejeras intrascendentes, más o menos como tres décadas después reaccionamos cuando se destruyó el edificio del hotel Valencia.
La torrecilla fue reemplazada en aquel 1972 por un feo edificio cuadrado, sin valor arquitectónico alguno. Sin embargo, fue tanta la falta que le hizo al pueblo la torrecilla, que a finales de los 90 se proyectó y ejecutó la remodelación de la fachada del edificio, con la colocación de cantera y el rediseño de los detalles de las ventanas, puertas y balcón y, lo más importante, la modificación de la moderna torrecilla haciendo una réplica de la inaugurada en 1901, aunque de un solo cuerpo (la original era de tres) y con el remate triangular y las dos columnas en la parte frontal, además del reloj. Uno de los argumentos de los promotores de este proyecto fue la falta de atractivos para el turismo dentro del pueblo.
Esta remodelación fue inaugurada el 15 de septiembre de 1999, justo antes de comenzar la ceremonia del Grito. En estos momentos cumple 13 años.


Publicar un comentario en la entrada