sábado, 30 de julio de 2011

Concierto del dueto Santa Catalina




Esta noche, en una repleta parroquia del Divino Salvador, el dueto Santa Catalina ofreció un emotivo concierto de música religiosa. El evento comenzó a las 20:50 hrs. y contó con un muy buen servicio de sonorización e iluminación, que resaltó la de por sí intensa interpretación de los vocalistas y le dio al lugar un ambiente de formalidad y elegancia.


El dueto Santa Catalina está conformado por los hermanos Miguel y José Aldaco, tenores (José además toca el teclado), y para este concierto contaron con la colaboración de la también vocalista Dhayana Guijarro y del violinista Marco Antonio Martínez, originario de Ciudad Madero, Tamaulipas. Los hermanos Aldaco, a pesar de su juventud, ya cuentan con una experiencia de seis años en la música conformando el dueto, que comenzó como trío en el año 2005 y con el que ya cuentan con una participación en el XI Concurso de Canto Vocacional, realizado en Guadalajara en 2006 y con presentaciones en varios eventos religiosos.


En la velada de hoy interpretaron catorce piezas, la mayoría de Martín Valverde, aunque también incluyeron tres piezas originales de José Aldaco y de autores clásicos como Puccini o Schubert. A lo largo de todo el programa los integrantes del dueto demostraron una preparación y talento indiscutibles, con una perfecta sincronización entre las dos voces y una muy buena técnica. Esto último resaltó sobre todo en la impresionante interpretación a capella de la pieza Nessun Dorma, hecha en solitario por Miguel Aldaco.




El progama completo del recital de esta noche fue el siguiente:


Ave María, de Schubert, con la participación del violinista Marco Antonio Martínez.

Pie Jesu, de Andrew Lloyd Webber.


Te alabo en verdad, de Martín Valverde.


Este camino, de Daniel Poli.


Ser como tú, de José Aldaco.


Ven y sígueme, de José Aldaco.


Diario de María, de Martín Valverde, con la participación de la cantante Dhayana Guijarro y del violinista Marco Antonio Martínez.


¿No estoy yo aquí?, de Martín Valverde.


Hoy he vuelto, de Cesáreo Garabáin.


Nessun Dorma (Turandot), de Giacomo Puccini.


Nella Fantasia, de Chiara Ferraú.


Eterno vivir, de José Aldaco.


Cantaré, de Martín Valverde.


Nadie te ama como yo, de Martín Valverde.




Al término del programa, el dueto Santa Catalina entregó reconocimientos a algunas personas que de alguna forma se han involucrado en su proceso creativo, como los señores Fidencio Aldaco y Berenice Montes, papás de los integrantes, la agrupación Santa Catalina, los sacerdotes José Luis Saldaña y César Joya, los músicos invitados que tuvieron participación en este concierto, el coro del grupo juvenil de la iglesia de Nuestra Señora del Refugio, la señorita Ingrid Scarlet Oceguera Villaseñor, el señor Óscar Fajardo, quien estuvo a cargo de la sonorización del recital y a los maestros de ceremonias, Guillermina Espinoza y José Ramírez.


Por cierto, como dato curioso, en el intermedio que se hizo después de la pieza Hoy he vuelto, los maestros de ceremonias leyeron casi completa la descripción de la parroquia del Divino Salvador que publicamos en CulturAutlán hace casi tres años. Qué bueno que esté sirviendo para algo.


Es gratificante ver la cantidad de nuevas propuestas artísticas que están surgiendo en Autlán en los últimos años en gran variedad de géneros y estilos, la mayoría con buena calidad y, lo mejor, desarrolladas por jóvenes.

Publicar un comentario en la entrada