domingo, 10 de agosto de 2008

La parroquia del Divino Salvador



La parroquia del Divino Salvador está ubicada en el centro de Autlán y constituye el corazón de la fundación española de la ciudad. De estilo sobrio y sin prácticamente adornos en la fachada, fue fundada en el año 1543 como misión de los frailes franciscanos que llegaron con la intención de evangelizar a la población indígena de Autlán y su región. Por cierto, en ese momento los asentamientos humanos de Autlán estaban a varios kilómetros de distancia al norte y al oeste de la misión.
La mencionada misión incluía la actual parroquia y su curato, así como varias de las fincas que la circundan, además de una gran parte del actual jardín Hidalgo y del portal Juárez, que hacían las veces de cementerio, a juzgar por los enterramientos que se han encontrado al hacer trabajos de mantenimiento en la zona. Eso querría decir que los autlenses contemporáneos caminamos y manejamos nuestros vehículos encima de nuestros antepasados.

En la actualidad la parroquia conserva algunas reliquias históricas de un gran valor que desafortunadamente es desconocido por la mayoría de los autlenses, entre ellas:
  • La cruz del astillero, fabricada para el puerto de Barra de Navidad cuando se preparaba la expedición a las islas Filipinas y considerada milagrosa por los colonos españoles al sobrevivir al fuego en varias ocasiones.
  • Las campanas, aún en uso, una de las cuales fue fundida en 1831, año en el que está documentado también el primer carnaval de Autlán.



  • El órgano, ahora destruido, único en la región.



  • El altar mayor, detrás del cual está el altar original, que incluye un nicho para la cruz del astillero y al lado del cual se encuentran enterrados los restos de un fraile franciscano.



  • El marco de la entrada principal, que contiene una clave con un sello y la fecha 1745 grabados en la piedra.


  • La escalera de acceso al campanario, hecha de piedra y protegida por el muro del mismo material.



  • Una pintura que representa a la Santísima Trinidad y que está fechada en el año 1779, con una restauración en 1873.


  • La pila bautismal, hecha de piedra.


Además de lo anterior, la parroquia completa se puede considerar una reliquia histórica al encontrarse entre los edificios más antiguos de la región. Al respecto de esta parroquia, la ESP Bertha Alicia Gutiérrez Lugo dice en su libro "Templos del municipio de Autlán de Navarro":
"Según fray Antonio Tello, en 1543 vinieron los primeros religiosos franciscanos a evangelizar la región de Autlán, pues antes habían venido solo de paso, el primero que en ese año vino fue fray Pedro de la Concepción, él comenzó la iglesia en el sitio que actualmente ocupa, que a pesar de sus varias reparaciones conserva sus características de iglesia levantada en el siglo XVI, como son: su orientación con la puerta mayor al poniente, el tener una sola nave, el sistema de construcción de los muros, el presbiterio cuadrangular y más angosto que el resto de la nave, etc."

Entre los sitios curiosos de la parroquia del Divino Salvador se encuentra un cuarto en la esquina suroeste, en el segundo piso, justo detrás del órgano donde hay una entrada con el inicio de una escalera que apenas tiene un par de escalones y no lleva a ninguna parte y que, según el sacristán, en ese lugar se pensaba construir una segunda torre con campanario pero nunca se terminó.


Invito a mis paisanos autlenses a visitar los sitios históricos de nuestro pueblo para conocer más de nuestros orígenes.
Publicar un comentario