viernes, 4 de febrero de 2011

Rafael Gómez Adame


Nació en Autlán en el año 1906 y en 1923 pasó a la ciudad de México a estudiar en el Conservatorio Nacional de Música, donde fue discípulo de algunos de los más importantes músicos de la época, como Julián Carrillo, Estanislao Mejía y Gustavo Campa y de donde se graduó como guitarrista en 1925. Ahí, Gómez Adame integró, junto con músicos como Vicente T. Mendoza y Gerónimo Baqueiro Fóster, el llamado Grupo 13 que, en febrero de 1925, ofreció en el Teatro Principal de la capital de la República un concierto de música basada en dieciseisavos de tono.
En ese mismo concierto, donde Rafael Gómez Adame participó como guitarrista, se interpretaron dos piezas compuestas por él: Preludio, su primer obra, y Capricho. Según los expertos, Preludio estaba a la altura de los experimentos microtonales que en esa época se realizaban en Europa y Estados Unidos. Rafael Gómez Adame fue el primer guitarrista en componer y ejecutar obras para guitarra en cuartos de tono.
En 1927, Rafael Gómez obtuvo el segundo lugar en el Concurso de Chelo organizado por la Comisión Permanente del Primer Congreso Nacional de Música y, para 1928, ya había concluido también las carreras de chelo y composición en el Conservatorio Nacional de Música.
Según Alejandro L. Madrid, Rafael Gómez fue el autor del primer concierto para guitarra y orquesta de la historia, adelantándose a músicos más famosos como Mario Castelnuovo Tedesco o Joaquín Rodrigo. Su Concierto fue estrenado el 19 de julio de 1930 en el Anfiteatro de la Escuela Nacional Preparatoria (hoy Anfiteatro Simón Bolívar), evento donde la partitura orquestal fue reducida al piano por el mismo Adame y ejecutada por Santos Carlos, mientras Gómez Adame ejecutó la guitarra, lo que significa un adelanto de casi nueve años sobre Castelnuovo y Rodrigo.
Rafael Gómez Adame trabajó como guitarrista y chelista junto con diversas orquestas (entre ellas la Orquesta Sinfónica Nacional, la Filarmónica de La Habana y la Orquesta Sinfónica del Estado de Veracruz). En 1936 fue el fundador de la cátedra de guitarra de la Escuela Superior Nocturna de Música (hoy Escuela Superior de Música del INBA). En el año 1939, la Orquesta Sinfónica Nacional estrenó su Concertino para chelo y orquesta, bajo la dirección de Carlos Chávez.
El vanguardista Concierto para guitarra y orquesta de Rafael Gómez Adame estuvo prácticamente olvidado por cerca de 37 años, desde 1960 en que fue ejecutado por Abel Morales en la Escuela Superior de Música hasta 1997 cuando Manuel Rubio lo interpretó junto con la Orquesta de Cámara del Estado de Morelos, dentro del IV Festival Internacional de Guitarra Cuernavaca.
A contracorriente del extendido nacionalismo indigenista de los años 30 en México, la obra de Gómez Adame y sus compañeros estaba más cerca de una estética mestiza lo que, junto con el carácter cerrado del compositor y el hecho de estar alejados de los círculos culturales "oficiales" permitió que el autor y su obra, a pesar de su trascendencia, hayan estado olvidados por tanto tiempo.
Rafael Gómez Adame falleció en 1963.
Texto basado en Rafael Adame y el Primer Concierto para Guitarra y Orquesta del Siglo XX, de Alejandro L. Madrid, consultado en http://www.guitarandluteissues.com/madrspan.htm. La foto fue tomada de la misma fuente.
Publicar un comentario