sábado, 11 de enero de 2014

Semblanza de la maestra Áurea Corona


Texto proporcionado por Sylvia H. Corona.

Nació en Autlán de la Grana el 15 de octubre de 1906, sus padres fueron el profesor de farmacia José Salvador Corona Carlos de Godoy y Refugio Corona Bustos. Después de una vida dedicada a la interpretación y la enseñanza de la música, Áurea Corona murió el 7 de diciembre de 1996 en la ciudad de Guadalajara, Jalisco.
Notable pianista y maestra de piano por más de 60 años, fue la única mujer entre seis hermanos varones. Su gusto por la música le fue inculcado por sus padres y sus hermanos. A los cuatro años de edad recibió clases de piano por parte de la maestra Amelia Monroy, destacando muy pronto de entre sus hermanos y compañeros por lo que era requerida para tocar el piano en las fiestas escolares.
Pronto las enseñanzas de la maestra Monroy ya no cubrían las expectativas de la adolescente pianista por lo que su padre se hizo cargo un tiempo de su educación musical, pues era un aficionado a tocar el violín, pero viendo el interés de Áurea por superarse, en 1920 la trasladó a Guadalajara en donde la inscribió en la Escuela de Música del profesor Ramón Serratos, teniendo como su primera maestra a Guadalupe Serratos, quien viendo las facultades de su discípula, la puso en el cuarto grado.
En 1924 la familia de don Salvador y doña Refugio deciden dejar Autlán y residir en Guadalajara con la finalidad de estar cerca de sus hijos que para ese entonces vivían en la capital jalisciense; es en este mismo año que el profesor Ramón Serratos le ofrece trabajo a la señorita Corona como maestra en la academia, lo que deja ver los grandes avances conseguidos en poco tiempo por la joven pianista.
Pronto se fue haciendo de prestigio como pianista y maestra, lo que le permitió impartir clases particulares. En 1928 termina su formación como pianista y obtiene el título de Profesora de Piano, interpretando obras de Frédéric Chopin en la sala de conciertos de la Academia Serrato. A partir de esta fecha siguió ensayando nuevas piezas musicales que le permitieron enriquecer su acervo musical y el conocimiento del instrumento que fue su pasión: el piano. La doctora Guadalupe Mejía señala que “en los años treinta Áurea Corona gozaba, al igual que sus colegas Manuel de Jesús Aréchiga, Aurora Garibay de Serratos y varios más, de buen reconocimiento artístico en el medio musical de Guadalajara". Constantemente era invitada a participar en eventos culturales no solamente en el ámbito local, sino también en otras partes del país, como en el Teatro Juárez de Guanajuato, en el Club Rotario de Mazatlán y en la Ciudad de México.
En 1944 la Profesora Áurea decide abrir su propia escuela que llevó el nombre de "Escuela Superior de Música" en la avenida Corona, donde hoy se ubica el Hotel Fénix; y posteriormente se trasladaría a la calle Pino Suárez, en donde se encuentra el cine Greta Garbo, y en otros rumbos de la ciudad. A su planta docente se sumaron algunos de sus amigos músicos que impartían clases de composición, instrumentos de arco, piano, canto, solfeo, teoría e historia de la música.
Entre ellos estaba los maestros Domingo Lobato e Ignacio Camarena, se incorporó también el presbítero Manuel de Jesús Aréchiga, director de la Escuela Diocesana de Música.
Preocupada por conservar y abrir espacios para la música y músicos tapatíos, también colaboró con la Sociedad Amigos de la Música, con la finalidad de obtener fondos para la Orquesta Sinfónica de Guadalajara, de la cual fue pianista, pues el Gobierno del Estado había dejado de apoyarla. La Sociedad Amigos de la Música posteriormente se convertiría en 1951, en "Conciertos Guadalajara A.C.". Áurea Corona también fue fundadora de los clubes "Do, re, mi" y "Amistad y Música". Siempre preocupada por actualizarse, tomó cursos de perfección artística con distinguidos maestros como Flavigny, Rosita Renara, Angélica Morales y Joseph Bunowets.
Al cumplir 25 años de vida profesional la “Escuela Superior de Música" -dice la doctora Mejía- se había convertido en un centro cultural muy importante en donde asistían músicos de gran prestigio a impartir sus conocimientos.
Don Ernesto Medina Lima, cronista de la ciudad de Autlán, nos dice que en 1963 el Gobierno del Estado la declaró "Músico esclarecido de Jalisco", honor que también le concedió la asociación Conciertos Guadalajara, A.C. En 1977 fue nombrada miembro honorario del Ateneo José Rolón de Guadalajara. En 1978, en sus 50 años como pianista, se presentó en el Teatro Degollado con la Orquesta Sinfónica de Guadalajara, interpretando el Concierto en Re Menor de Mozart, y el Concierto en Sol Mayor de Mendelsson.

Áurea Corona en la celebración de sus 50 años de carrera profesional.

La doctora Guadalupe Mejía menciona que en 1992 la maestra Corona recibió un homenaje a su labor docente en el campo de la música por parte del Gobierno del Estado. Recibió diversos reconocimientos, pero, sin duda, uno de los más significativos para la maestra Áurea Corona, fue el que le rindió el Ayuntamiento de su ciudad natal, el cual la declaró "Hija Predilecta" de la ciudad de Autlán.

Fuentes:
Medina Lima, Ernesto. Biografía de Áurea Corona. Manuscrito.
Mejía, Guadalupe. "Áurea Corona". El Informador, Guadalajara. Domingo 5 de abril de 1992, Pág. 7.
Publicar un comentario