viernes, 29 de abril de 2016

Tertulia infantil en la Plaza Cívica

El cuentacuentos Tito Vargas.

Esta tarde en la Plaza Cívica se llevó a cabo la quinta tertulia literaria itinerante de la serie organizada por el Museo Regional, Adrián Jiménez Amaya, Pulso Regional y CulturAutlán. Ahora la tertulia estuvo dedicada a los niños, por lo que comenzó más temprano, a las 18:30 hrs. En ella participaron alrededor de 50 personas.
Como en las más recientes ediciones de la tertulia, hoy estuvo presente también el colectivo de pintores de Casa de las Artes, con una exposición de parte del trabajo que realizan sus integrantes, en la forma de pinturas y dibujos en diferentes técnicas.

Exposición de Casa de las Artes.
La Orquesta Típica de Autlán, con una formación compuesta por músicos niños y adolescentes, participó con cuatro piezas musicales, que ejecutaron intercaladas entre las participaciones de los dos cuentacuentos que tuvieron a cargo la sección literaria. En su primera intervención tocaron la pieza de la Pantera Rosa, enseguida Piratas del Caribe y al final El Toro, para complacer al público con la marcha Viva Autlán como pieza extra.

La Orquesta Típica de Autlán.
Fueron dos los cuentacuentos que constituyeron la parte literaria de esta tertulia: la profesora Karem Vargas y el artesano Francisco "Tito" Vargas. Karem fue la primera en participar, con el cuento Paletón y el elefante músico, de Jorge Ibargüengoitia, con la "ayuda" de cuatro niños del público, quienes le dieron más vida a algunas de las escenas. Al final de la tertulia Karem contó un cuento más del mismo autor: Los hermanos Pinzones.

La cuentacuentos Karem Vargas.

Tito contó El patito feo, de Hans Christian Andersen, de memoria y llevando a los niños a reflexionar sobre las diferencias entre todos los individuos y el valor que esas diferencias representan. Regaló entre los niños que participaron contestando preguntas sobre el cuento algunos de los silbatos de barro de tipo prehispánico que él mismo fabrica y que le han dado renombre a nivel nacional.

miércoles, 27 de abril de 2016

Cuarta sesión del Taller de lectura de Pedro Páramo

Imagen tomada del blog Suri.

La tarde de ayer en el salón de usos múltiples del Museo Regional el doctor José Francisco Cobián Figueroa dirigió las actividades de la cuarta sesión del Taller de lectura de Pedro Páramo, que se realiza en ese recinto desde el 5 de abril pasado. La lectura comenzó a las 17:10 hrs. y tuvo una asistencia de alrededor de 50 personas.
Para la lectura y análisis de las secuencias 31 a 40 el doctor Cobián formuló un documento con las voces de cada personaje y del narrador separadas a la manera de un texto teatral, y entregó una copia a cada participante. Cada una de estas copias tenía marcado el nombre de uno de los personajes, de manera que la persona que la recibía tenía la consigna de leer en voz alta sus intervenciones en el momento adecuado, formando una verdadera lectura colectiva.
Al final los asistentes expresaron opiniones sobre el pasaje leído, sobre la personalidad de cada personaje y sobre la dinámica utilizada en la sesión de ayer.

martes, 26 de abril de 2016

Festejo del Día Mundial del Libro 2016 en Autlán


En el CUCSur.
Ayer en varios lugares de Autlán se festejó el Día Mundial del Libro mediante la lectura colectiva de la novela Frankenstein, de Mary W. Shelley, obra ganadora de la encuesta lanzada por la Feria Internacional del Libro de Guadalajara hace algunas semanas para establecer su propio festejo de este día.
En la explanada de la biblioteca Antonio Alatorre del Centro Universitario de la Costa Sur la actividad comenzó a las 9:10 hrs., con mensajes de algunos directivos de ese centro de estudios: César Díaz Pelayo, coordinador de Servicios Académicos, comentó algunas generalidades del Día Mundial del Libro, como su origen y las actividades que se realizan en torno a él alrededor del mundo y Claudia Vaca, jefa de la unidad de Servicios Bibliotecarios, dio algunos datos sobre Frankenstein. El rector, Alfredo Ortega, elogió la atinada selección de esa obra para este festejo, además de hacer, dirigiéndose a los alumnos presentes, una reflexión sobre su relación con el estudio de las ciencias, actividad principal en algunas carreras del CUCSur. Enseguida dio por inaugurado el festejo y comenzó a leer el capítulo I.
Según los organizadores, en total hubo 103 lectores que durante alrededor de cuatro horas revivieron las palabras de Mary Shelley dentro del centro universitario. Al final de su participación, cada lector recibía como obsequio el poemario Libreta de poemas para enamorar a la amada, de Dante Medina.

En el Paralibros del jardín Hidalgo.
En el Paralibros del jardín Hidalgo, del que el viernes pasado se anunció la enésima reapertura, el Ayuntamiento organizó también una lectura en voz alta, de la misma obra. La actividad fue más concurrida ahí: comenzando a las 10:30 y terminando a las 17:00 hrs., los organizadores informan una cantidad de 300 lectores, entre alumnos de la secundaria Manuel López Cotilla, el colegio Amador Velasco y el Instituto Autlense, la reina del Carnaval 2016 Lorena López, regidores y personal del Ayuntamiento y público en general.

lunes, 25 de abril de 2016

El desafuero de Daniel Benítez

Página principal del Rotográfico de El Universal con motivo de la toma de posesión como gobernador de Jalisco, 9 de marzo de 1927. Tomada del blog Daniel Benítez Vázquez.

Publicado originalmente en Letra Fría.

El 22 de abril de 1927 el periódico El Informador anunciaba el desafuero y la separación de su cargo del gobernador Daniel Benítez, acuerdo que se tomó la noche anterior por el Congreso local, erigido en Gran Jurado.
El accidentado final del mandato de este gobernador, el más breve de un gobernador jalisciense durante el siglo XX (comenzó el 1 de marzo del mismo año), no fue sino el resultado lógico de los reacomodos políticos que sufría el Estado después de la Revolución. La postulación misma de Benítez por la Unión de Partidos Revolucionarios Jaliscienses, conformada por grupos políticos sin demasiada importancia que habían quedado fuera de las corrientes representadas por José María Cuéllar y Alfredo Romo (contendientes a la gubernatura), no parecía tener de inicio ninguna posibilidad: con una campaña basada en denuncias de supuestos ataques de integrantes de las campañas de los otros candidatos y en propuestas más bien vagas, como el “engrandecimiento” de Jalisco y la rebaja de impuestos, el candidato obtuvo unas cantidades mínimas de votos en las elecciones verificadas el 5 de septiembre de 1926.
Pero, signo de los tiempos, fue Daniel Benítez, el candidato menos votado, quien terminó accediendo a la gubernatura: el aparente ganador, José María Cuéllar, fue inhabilitado al reabrirse un juicio en su contra por el delito de homicidio y el Congreso, de mayoría zunista, declaró gobernador a Benítez gracias a un acuerdo de éste con José Guadalupe Zuno, consistente en que gobernaría en armonía con todas las fuerzas políticas locales, dejando fuera a Alfredo Romo, quien había obtenido el segundo lugar.
Sin embargo, el acuerdo terminaría derrumbándose muy pronto: zunistas y romistas, antes acérrimos rivales, lograrían en diciembre de 1926, mucho antes de la toma de posesión de Benítez, la unificación de sus fuerzas políticas bajo la bendición de Álvaro Obregón, lo que se reflejaría en la desaparición de los bloques antagónicos en el Congreso local, cuya existencia había permitido que fuera elegido gobernador. Así, llegó a la toma de posesión con un nulo respaldo político (recordemos que las organizaciones que lo postularon no tenían demasiado peso), por lo que su destitución apenas un mes y veinte días después, precedida de fuertes desencuentros con la Legislatura local, no sorprendió a nadie.
Daniel Benítez se retiró de la vida política después de apoyar al candidato a la Presidencia de la República Juan Andrew Almazán y recibiría la insignia Ignacio L. Vallarta del Congreso de Jalisco en 1957. Nacido en Amacueca en 1892, estudió parte de la instrucción primaria en Autlán, donde vivió en el barrio de Las Playas.

sábado, 23 de abril de 2016

Cosas de papeles viejos 2: el reloj del ingeniero


En el año de 1930 los tres niveles de gobierno comenzaron una febril actividad de construcción de caminos, que en nuestra región se reflejó en la apertura de comunicación con Guadalajara y el sur del Estado algunos años después. El camino directo a Villa Purificación tendría que esperar un poco más (la espera no ha concluido al día de hoy).
Gracias a esta actividad, en Autlán trabajaba una brigada de ingenieros y había constantes viajes a Sayula para transportar materiales de construcción necesarios para los trabajos que se hacían en Autlán. De un incidente entre uno de estos ingenieros y uno de los choferes encargados de los mencionados viajes quedó una escueta constancia en el expediente de la construcción de la carretera a Purificación que obra en el archivo municipal.
Se trata de un oficio, el número 6, que el ingeniero Gilberto Ramos, jefe de la brigada 14, le dirige al presidente municipal de Autlán, señor Alfredo Cuéllar Castillo, el 3 de diciembre de 1930. Ahí le cuenta que extravió su reloj antiguo de plata marca Longines, de tapa, y que se enteró de que estaba en poder del chofer apodado el Bruto y cuyo nombre no conoce. Este chofer le dijo al ingeniero que sí tenía el reloj pero que lo había dejado olvidado en una casa de asignación (eufemismo para prostíbulo) en Sayula y que en el siguiente viaje se lo devolvería.
El ingeniero no se quedó conforme con esta explicación del Bruto y, temiendo que pasados los días el reloj se perdiera definitivamente a manos de las mujeres que trabajaban en la tal casa, solicitaba en el oficio al presidente municipal dos cosas: primero, que le hiciera el favor de telegrafiar a su homónimo de Sayula para que recuperara su reloj de la casa de asignación y se lo remitiera al ingeniero por correo a Autlán. La segunda petición, para completar el favor, era que le exigiera al Bruto que le dijera en cuál casa había dejado olvidado su reloj, ya que a él no quiso decírselo.
No pude conocer el desenlace de este bochornoso caso porque en el expediente no hay más documentos al respecto. Pero, por una nota que hay escrita a mano al margen de este oficio, podemos inferir que el presidente Cuéllar sí realizó las gestiones que le pedía el ingeniero, puesto que consiguió el nombre del chofer y ubicó la casa de asignación y el motivo por el que el Bruto dejó el reloj en Sayula. La nota dice: "José Robles, alias el Bruto, lo dejó en la casa de La Fama por una cama".
Ojalá que el abusivo chofer haya recibido el castigo que merecía y que el ingeniero haya recuperado su reloj. Aunque tengo serias dudas al respecto.

jueves, 21 de abril de 2016

Próximo Curso Básico de Barro


Francisco Javier Vargas Pelayo, mejor conocido en el medio cultural autlense como Tito, es un ceramista y artesano del barro, especializado en la fabricación de reproducciones de piezas prehispánicas, especialmente silbatos reconocidos por la variedad y calidad de su sonido. Regularmente participa en exposiciones artesanales en ciudades como Puerto Vallarta, Guadalajara, Chapala o Colima, entre otras, donde su producción ya tiene una demanda importante.
Tito está convocando a las personas interesadas en aprender el manejo del barro a su primer Curso Básico de Barro, que impartirá próximamente. Dividido en tres módulos, en este curso se podrá aprender desde las características de los materiales cerámicos hasta su policromado, pasando por su modelado y el proceso completo de producción de una pieza.
El programa completo puede verse en la siguiente imagen, mientras que en la que aparece al inicio de esta entrada se pueden consultar los datos de contacto de Tito, en los que se pueden pedir informes más detallados sobre el curso, que estamos seguros que valdrá el tiempo que se le dedique, conociendo la calidad del trabajo de este artesano. Además, es una oportunidad de preservar el conocimiento de esta actividad que, hasta donde sabemos, no practica nadie más en el pueblo.


martes, 19 de abril de 2016

Tercera sesión del Taller de lectura de Pedro Páramo


Esta tarde en el salón de usos múltiples del Museo Regional se llevó a cabo la tercera sesión del Taller de lectura de Pedro Páramo. La sesión comenzó a las 17:10 hrs. y tuvo una asistencia de alrededor de 50 personas.
La responsabilidad de dirigir los trabajos de hoy recayó en la licenciada Martha Corona, directora del Museo Regional, quien organizó a los participantes en diez equipos, a cada uno de los cuales se le asignó una de las secuencias de la novela, entre la 21 y la 30. Trabajando cada grupo de forma independiente, sus integrantes leerían su secuencia e identificarían los elementos principales de la narración (narrador, personajes, tiempo, lugar, argumento) para, al final, exponer sus resultados a todos los asistentes.
El taller se acerca así a la mitad de su duración, que será de siete sesiones semanales. La última actividad será el 21 de mayo con una visita a los lugares rulfianos en el llamado Recorrido de los Murmullos, por San Gabriel y Apulco.

domingo, 17 de abril de 2016

La antigua Autlán de la Grana




Publicado originalmente en Letra Fría.

La antigua Autlán de la Grana es el título del primer libro de la investigadora Lilia V. Oliver Sánchez, nacida en Silao, Guanajuato y doctora en Ciencias Sociales por la Universidad de Guadalajara. Está basado en la tesis que para obtener el grado de licenciatura en Historia por la misma Universidad realizó la autora en 1976.
Se trata de una investigación bibliográfica en la que se revisan los trabajos de investigadores como Isabel Kelly y Rubén Villaseñor Bordes, pero también abreva de fuentes documentales primarias, como comunicaciones entre los conquistadores españoles y entre autoridades coloniales. Aunque no expone datos novedosos o con la profundidad de los autores mencionados arriba, este libro tiene la virtud de servir como un eficaz primer acercamiento del público a la historia de Autlán: dividido en tres capítulos (Autlán prehispánico, la Conquista y de la Conquista a finales del siglo XVIII), el libro comienza haciendo una descripción física y política de la región conocida como Confederación Chimalhuacana y del señorío de Autlán, que formaba parte de ella. Narra también las acciones militares de los primeros conquistadores y sus fallidos intentos de vencer al reino de Colima (en la defensa del cual habría muerto el cacique autlense Capaya) y la posterior colonización de Autlán. Describe por último la organización social y política de Autlán durante la Colonia, desde las primeras encomiendas hasta el devenir del convento franciscano, así como las principales actividades económicas, especialmente la explotación de la grana cochinilla.
Como cierre del último capítulo la aún licenciada Oliver ofrece algunos datos estadísticos sobre la evolución de la población de Autlán desde la Conquista hasta finales del siglo XVIII, así como cuadros comparativos de las poblaciones de los pueblos de la comarca, tema del que esta autora publicaría posteriormente otros trabajos.
Muestra del paso de la autora por la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Guadalajara y de la influencia de su director Alberto Ladrón de Guevara, en el libro se ofrece la transcripción de tres importantísimos documentos históricos: las instrucciones giradas por Hernán Cortés a su lugarteniente Francisco Cortés de San Buenaventura para acometer la conquista de Colima y el actual Occidente de México en 1524, la crónica de fray Antonio Tello sobre el convento de Autlán, de 1546, y el acta de nombramiento de un alcalde de Autlán en 1726.
La antigua Autlán de la Grana se publicó en 1983 dentro de la colección Temática Jalisciense de la Unidad Editorial del gobierno del Estado, siendo apenas el cuarto volumen de ella. Actualmente se encuentra agotado y puede conseguirse solo en librerías de viejo.



Ficha técnica:
OLIVER Sánchez, Lilia V.
La antigua Autlán de la Grana
1ª edición
Unidad Editorial del gobierno de Jalisco
1983
84 pp.
ISBN: 968-832-132-X

martes, 12 de abril de 2016

Segunda sesión del taller de lectura de Pedro Páramo


Esta tarde en el salón de usos múltiples del Museo Regional se llevó a cabo la segunda sesión del taller de lectura de Pedro Páramo. Las actividades comenzaron a las 17:15 hrs. y se desarrollaron ante más de 50 personas.
La sesión de hoy fue coordinada por la profesora Marisela Huitrón, quien la organizó con una dinámica "teatralizada": antes de comenzar, fueron asignados los personajes que intervienen en las secuencias 11 a 20 de la novela entre algunos de los asistentes, quienes participaron de forma voluntaria. De esta forma la lectura se desarrolló de manera colectiva, leyendo cada uno en voz alta las intervenciones de su personaje. Antes de cada secuencia se leía un breve resumen de ella, en la que se identificaban sus personajes, argumento, tiempo y otros elementos.
Este taller se desarrolla cada martes, entre el 5 de abril y el 17 de mayo, para concluir el sábado 21 de mayo con el Recorrido de los Murmullos, por San Gabriel y Apulco.

sábado, 9 de abril de 2016

Recital de piano de Elizabeth Orozco en el Museo Regional


Anoche en el salón de usos múltiples del Museo Regional la pianista Elizabeth Orozco González ofreció un recital de adaptaciones para piano de música clásica y popular, así como piezas compuestas para este instrumento. El recital comenzó a las 20:10 hrs. y reunió a unas 70 personas.
Elizabeth Orozco, originaria de San Miguel el Alto, tiene 14 años de edad y el de anoche fue también su presentación número catorce. Ante el entusiasmo de buena parte del público, en el que abundaron los niños, interpretó en la primera parte un repertorio claramente dirigido al auditorio infantil: comenzó con Corazón de niño, de Raúl di Blasio, e incluyó música de películas de Disney (Frozen, La bella durmiente, La cenicienta, Blanca Nieves, Pocahontas), así como de autores como Yanni, Ludovico Einaudi y Paul de Senneville.
En la breve segunda parte el programa fue más clásico, con el Preludio en re mayor de Bach, el primer movimiento de Claro de luna, de Beethoven y el Nocturno op. 9 no. 2, de Chopin. Al final, a manera de sorpresa para los asistentes, Elizabeth interpretó la marcha Viva Autlán.

viernes, 8 de abril de 2016

Escudos


Publicado originalmente en Letra Fría.

El Ayuntamiento de Autlán acaba de publicar, a inicios de esta semana, una convocatoria para el diseño de un escudo para el municipio. Uno “emblemático”, que contenga elementos a los que se les aplica los adjetivos de “propios”, “distintivos” y “representativos”. Se sugiere, incluso, agregar al diseño una imagen de la Presidencia, de la Catedral, de la grana cochinilla, de la plaza de toros, del centro escolar Chapultepec, de la música, entre otros. La convocatoria limita la participación a ciudadanos originarios de Autlán o con una residencia mínima de tres años aquí y puede consultarse en el sitio web del Ayuntamiento.
Sabemos de la calidad de la obra de los artistas plásticos y diseñadores autlenses, así que probablemente resulte de esta convocatoria una idea con una muy buena propuesta estética.
Desafortunadamente, la convocatoria y el diseño mismo de un nuevo escudo para Autlán (se entiende que de forma europea: entre el jurado estará un experto en heráldica) es totalmente innecesaria: desde hace décadas ha cumplido esa función el glifo náhuatl del nombre de Autlán, mismo que quedó establecido oficialmente en el Artículo 8 del Reglamento de Gobierno y la Administración Pública de Autlán de Navarro, Jalisco, aprobado en sesión de Cabildo del 30 de octubre de 2013. Es decir, oficialmente Autlán ya tiene un escudo.
Por otro lado, hay que tener en cuenta que el glifo que, como dije antes, representa el nombre de Autlán (el mayor elemento de identidad que puede existir) ha sido adoptado con entusiasmo por los autlenses como símbolo, acaso al mismo nivel de la marcha Viva Autlán: lo podemos ver en logos de negocios, de clubes o de asociaciones civiles, en la nomenclatura urbana, en artesanías y en casi cualquier espacio que quiera identificarse como autlense. Es decir, “sentimentalmente” Autlán ya tiene un escudo.
Además, el uso del glifo como símbolo oficial del municipio representa una ventaja sobre los otros 124 municipios de Jalisco: aunque en algunos de ellos aparece el glifo de su nombre náhuatl en su escudo oficial, siempre está acompañado por otros elementos, formando un collage que muchas veces es de dudoso gusto estético. No hay otro municipio en el Estado cuya divisa sea precisamente su glifo prehispánico.
De manera que, a pesar de la calidad que presente el ganador de la mencionada convocatoria, no hay manera de que sustituya a nuestro ya entrañable glifo.

miércoles, 6 de abril de 2016

Primera sesión del Taller de lectura de Pedro Páramo


Ayer por la tarde se llevó a cabo en el patio central del Museo Regional la primera sesión de las siete de que constará el Taller de lectura de Pedro Páramo organizado por ese centro cultural. La sesión comenzó a las 17:00 hrs. y a ella asistieron más de 50 personas, muchos de ellos estudiantes de preparatoria.
Bajo la dirección del profesor Fausto Nava González y con una duración de poco menos de dos horas, el trabajo de la sesión se desarrolló mediante la lectura en voz alta de las primeras diez secuencias de la novela. Después de leer cada secuencia los asistentes identificaban los elementos básicos de la narración, como los personajes, el argumento, espacio y tiempo en que se desarrolla.
Además, algunos de los participantes expresaron algunos aspectos de la narración o de la forma en que está escrita que les parecieron relevantes o llamativos al terminar la lectura de cada pasaje, como el lenguaje utilizado o el contexto histórico en que se compuso Pedro Páramo, lo que enriqueció aún más la lectura. Se señaló de esta forma, por ejemplo, el lenguaje poético presente en algunas de las secuencias y la carencia de una narración lineal en la novela.
El taller continuará todos los martes hasta el 17 de mayo próximo, para cerrar las actividades el sábado 21 con el Recorrido de los Murmullos, por San Gabriel y Apulco.

lunes, 4 de abril de 2016

Convocatoria para diseño de un escudo para el municipio de Autlán


Hoy el Ayuntamiento de Autlán publicó en su sitio oficial (www.autlan.gob.mx) una convocatoria para el diseño de un escudo para el municipio, que reemplazaría al glifo que se ha venido utilizando desde hace algunas décadas. Enseguida transcribimos íntegra la convocatoria:


El Ayuntamiento Constitucional de Autlán de Navarro, Jalisco, convoca a la ciudadanía a participar, mediante un concurso, en la elaboración del Escudo para este municipio.

Bases de la Convocatoria:

1.  Podrán participar todos los ciudadanos originarios del municipio de Autlán de Navarro Jalisco o avecindados con una antigüedad de residencia mínima de 3 años. 

2. Deberán hacer una propuesta, en técnica libre sobre el escudo en hoja tamaño carta 

3. La propuesta del escudo deberá presentarse en formato JPG a 300 dpi.

4. Los trabajos consistirán en el diseño de un escudo emblemático para el Municipio, el cual deberá destacar elementos que sean propios y distintivos del Municipio de Autlán, representativos del patrimonio material, inmaterial y natural, así como actividad económica del municipio. Se sugiere incluir en la propuesta de diseño algunos de los siguientes elementos:

a. Presidencia Municipal: Edificio oficial donde residen las autoridades del municipio. 

b. El Nopal: Por la fuerte tradición y por ser está la planta cactácea de la que se alimenta la grana-cochinilla. La tradición y las fuentes dicen que la importancia de Autlán radicaba en la producción de este colorante.

c. La Grana: Tinte o colorante de origen orgánico obtenido y producido gracias al insecto grana-cochinilla que se reproducía y multiplicaba en las pencas de nopal en nuestra región

d. La Catedral: Edificio arquitectónico de estilo neoclásico, sede de la diócesis de Autlán.

e. La Plaza de Toros: Icono, representación y corazón de nuestra máxima fiesta: el Carnaval que según fuentes históricas desde 1831 se celebra en nuestra población.

f. El Centro Escolar Chapultepec: La educación tuvo un impulso significativo desde los años 40 en todo el estado, cuando un Autlense, como gobernador del estado apoyó esta importante. Ésta construcción data de esas épocas y es símbolo de Autlán.

g. Escudo Indígena (chimalli): Elemento distintito del indígena de nuestra tierra mexicana, y que como líder debió ser parte esencial del atuendo que como cacique debió usar Capaya, gobernante de Autlán a la llegada de los conquistadores españoles.

h. Arco y flechas: Se dice que Capaya enfrentó militarmente a los españoles en defensa de su pueblo, es por eso que se incluyen las flechas como símbolo de esa resistencia indígena a la aculturación española.

i. Actividad Agropecuaria: Indiscutiblemente una actividad que desde siempre ha sido el sostén económico de nuestro pueblo, y sigue, hasta la fecha como la principal actividad del municipio.

j. Música: Incluir un icono de la música sin hacer alusión implícita de algunos de los músicos destacados Autlenses. 

k. Se podrá incluir algún(os) otro(s) elemento(s) que el participante considere significativo (s) de Autlán. Los cuales deberán ser justificados por escrito en no más de una cuartilla anexa al sobre donde se entregue la propuesta. 

5. Solo se recibirá una propuesta de escudo por participante. 

6. La propuesta de escudo deberá ser original. 

7. El diseño del escudo deberá guardar estética, sobriedad, proporción y armonía.

Entrega de la Propuesta

· Las propuestas serán recibidas hasta el 31 de mayo del 2016 y deberán presentarse en sobre cerrado con las clausulas señaladas, dirigido a la Secretaria General del Municipio y con el seudónimo del participante. Se incluirá otro sobre cerrado que ira dentro del primero con los datos generales del participante (nombre, dirección, teléfono, correo electrónico) y copia de acta de nacimiento y/o constancia de residencia expedida por la secretaría general

Sobre el Premio y la Elección:

· Se otorgará premio único al autor del trabajo ganador un premio en efectivo por la cantidad de $ 7,500.00 (Siete mil quinientos pesos), mientras que a los demás concursantes se les otorgará una constancia de participación

· El escudo ganador será propiedad y de uso exclusivo del gobierno municipal

· El jurado calificador estará integrado por:

1. Rafael Cosío Amaral 

2. Everardo Jiménez Rodríguez 

3. Jesús Donaciano Medina García

4. Experto en Heráldica por confirmar. 

5. Paz Adriana Casillas Aréchiga

· La decisión del jurado calificador será inapelable, la develación Pública del Escudo de Armas se realizará en Sesión Solemne de Cabildo en fecha a designar ante la presencia de todos los integrantes del jurado calificador y todos los participantes en el concurso anterior, así como la ciudadanía y medios de comunicación que deseen asistir. 

Cualquier situación no contemplada en la presente convocatoria será resuelta por el jurado calificador.

sábado, 2 de abril de 2016

Discurso de Salvador M. Lima García en la ceremonia de inauguración del monumento a Paulino Navarro

Estatua de Paulino Navarro en la Alameda de Autlán.


El 26 de diciembre de 1939 se develó en el parque Paulino Navarro, mejor conocido como Alameda, un monumento dedicado al general autlense Paulino Navarro. Aunque todo hace pensar que se trata de la estatua que todavía puede verse frente a la escuela primaria del mismo nombre, las crónicas periodísticas de la época se refieren a él como un busto.
Lo cierto es que ese día se llevaron a cabo festejos que incluyeron la participación de los alumnos de las escuelas de Autlán y personal del 15° regimiento del Ejército en actividades cívicas y deportivas. En la ceremonia de inauguración del monumento fungió como orador principal el profesor Salvador M. Lima García, originario de Autlán y que en esa época se desempeñaba como oficial mayor de la Secretaría de Educación federal. Su discurso fue publicado íntegro en la edición del 28 de diciembre de ese año de El Informador y lo reproducimos aquí para recordar a este distinguido educador en el 62 aniversario de su fallecimiento:

"Si es verdad que no morimos del todo, el espíritu de Paulino Navarro debe estar revoloteando a nuestro alrededor, y con la esperanza de que no esté del todo ausente, saludemos en este bronce al espíritu invisible del joven luchador que pasó por el mundo con la fugacidad de un meteoro y que hoy reaparece en el umbral de la inmortalidad en medio del pueblo autlense a quien tanto amó.
La estatua, airosa forma de perpetuar valores reales, tiene la prestancia singular del relieve; es un simulacro de vida que va por ella con los ojos cerrados: es el tributo eterno a los hombres que se destacan de la masa anónima, que se imponen por raras excelencias, que de cualquier modo se adelantan a los demás y que, automáticamente, exigen un pedestal. Esos hombres, como Paulino Navarro, quedan para siempre cobijados bajo el cielo.
La idea que encarna para el pueblo esta estatua, es la idea trascendente, imperecedera, eterna, de transmitir a la posteridad su figura idea, marcada sobre todo con los fuertes caracteres de la obra sobresaliente que en su vida desarrolló, cuando su corazón latía de entusiasmo.
Venimos a honrar tu memoria desplegando al viento del recuerdo la bandera de tu nombre, ya que el destino implacable no quiso que te honrásemos vivo en el apogeo de tu gloria.
Hay hombres que son, por lo que ideológica y socialmente representan, como cumbres que deben contemplarse a distancia para que la perspectiva del conjunto realce la majestad del paisaje y esfume la pequeñez de los detalles: la recia personalidad de Paulino Navarro fue de esas envergaduras cumbres. La Patria, la Tierruca y el Trabajo fueron preferentemente los surtidores inagotables de su vida.
Tenía un interés elevadísimo por las cosas bellas y por la felicidad de su terruño. Amó muchas cosas que son queridas para nosotros: la Poesía, la Filosofía, los libros y las obras de arte y todo lo que significaba la más alta expresión de cultura que luego quería ansiosamente fuera para enriquecer su Patria Chica. Tales eran los más grandes ideales que decoraban las altas cumbres de su esfuerzo, poseía enormes reservas de heroísmo y siempre hallaba nuevas fuerzas en su resistencia que, en lo más reñido de los combates, lo transfiguraba en un héroe legendario esculpido lo mismo en las Termópilas que en Waterloo o en las mesetas de Anáhuac... Después de un fracaso se sentía más fuerte que nunca, era la viva encarnación del hombre que mira por los demás, sin importarle su propia conservación, si se juega la vida o se aniquila al realizar una alta misión. Por encima de su propia ruina estaba siempre su constante equilibrio interior, no perdía su ecuanimidad ni en las mayores desgracias, ni mucho menos le preocupaba esa curiosidad y angustia torturantes por el fin de la vida que a todos, a las veces, nos flagela; por todo esto también Paulino Navarro fue realmente un hombre superior."